Servihabitat augura más actividad en el mercado residencial y estabilización en los precios en 2021

El sector inmobiliario resiste el impacto del Covid-19, mostrando cifras positivas en algunos de sus indicadores, como las previsiones de compraventas o la rentabilidad del alquiler, según un informe sobre el mercado residencial elaborado por Servihabitat Trends, el servicio de estudios de Servihabitat.

“El 2021 se presenta estable, pero su ritmo vendrá marcado por la evolución de la pandemia y del entorno socioeconómico”, comentan los autores del informe, que analiza el impacto que ha tenido la pandemia en el mercado residencial durante 2020.

Servihabitat prevé que las compraventas de viviendas repunten este año un 12,8% tras cerrar 2020 con un descenso del -26,8% a causa de la pandemia

Una de las consecuencias del confinamiento y las restricciones para frenar el avance del Covid ha sido precisamente la ralentización de operaciones, especialmente en los meses de estado de alarma. En este sentido, el informe augura una notable recuperación de las compraventas, que el año pasado cayeron un -26,8%. Servihabitat espera que en 2021 se pasen de las 422.000 operaciones registradas el año pasado a unas 475.000, lo que supone un repunte del 12,8%.

Esta reactivación se producirá en un entorno de estabilización de los precios de la vivienda. Y eso que, en 2020, los expertos de Servihabitat estiman que el precio de la vivienda subió de media un 1,9%, aunque la obra nueva alcanzó una subida anual del 4,5% de media. Son porcentajes positivos, aunque las previsiones para este año del servicer apuntan a una leve subida de sólo un 0,5% para 2021.

En este sentido, Iheb Nafaa, consejero delegado de Servihabitat, apunta que la evolución de 2020 “ha confirmado la robustez del sector inmobiliario que, gracias a la solidez y saneamiento de las empresas que lo configuran, le ha permitido afrontar la reciente crisis manteniendo los precios de la vivienda”.

precios vivienda en 2020

Además, el informe constata que la compra de una vivienda requiere ahora un mayor esfuerzo por parte de los hogares, ya que en 2020 fueron necesarios 7,1 años de renta bruta frente a los 6,9 años que se necesitaban en 2019.

Por otro lado, el porcentaje de financiación de los préstamos también muestra un leve descenso debido a la prudencia que están presentando las entidades a la hora de conceder hipotecas. La ratio de préstamo sobre el valor del activo se sitúa en el 64%, según este informe.

Promoción y aumento del stock

El informe de Servihabitat destaca cómo la pandemia “ha impactado en el ciclo de auge moderado de las viviendas iniciadas en los últimos años”. Así, las viviendas iniciadas en 2020 fueron un 20% menos que el año anterior y se terminaron un 11,6% menos casa que en 2019.

Por otro lado, Servihabitat estima que 2020 fue el primer año desde 2009 en que el stock de viviendas volvió a crecer en España, y prevé que la tendencia continuará en 2021, aunque “dependerá de cómo avance la situación económica, que determinará una mayor o menor ralentización de las ventas”. En principio, sus estimaciones situan el stock residencial en el entorno de los 491.000 inmuebles a finales de año, lo que supone un repunte del 4,2%.

La oferta de vivienda en alquiler ha aumentado un 52,7% en España durante 2020, y la rentabilidad también ha subido un 1,1%

Sobre el comportamiento de la demanda, el informe de Servihabitat destaca los cambios que ha provocado la pandemia relacionados con el confinamiento y el teletrabajo. Además, llama la atención sobre el descenso de compras por parte de la demanda extrajera, que en 2020 compraron un 19,4% menos viviendas que el año anterior.

“El 90% de las compras de los extranjeros siguen concentrándose en las principales capitales y en la costa mediterránea”, señalan los autores del estudio, y es en estas zonas donde más se ha notado las 10.000 compraventas que han dejado de realizar los extranjeros en nuestro mercado.

Alquileres

Sobre el mercado de alquiler, el informe destaca el alza en la rentabilidad de los alquileres, que consideran un “valor seguro” puesto que cada vez es mayor el porcentaje de población que se decanta por este tipo de vivienda. La rentabilidad bruta media de la vivienda alquilada en España, pese a la crisis del coronavirus, creció más de un punto porcentual en España en 2020 y se situó en el 6,8%.

Además, la oferta de vivienda en alquiler creció un 52,7%, hasta las 134.000 viviendas, “debido al trasvase de propiedades turísticas y de alquiler a corto plazo al mercado residencial, así como al cambio de venta a alquiler en propietarios que no consiguen alcanzar sus expectativas de precio”.

La renta mensual media para una vivienda en alquiler de entre 80 y 90 metros cuadrados era de 893 euros a finales de 2020. Eso es un 1,9% más que al acabar 2019, pero Servihabitat destaca que los precios empezaron a abaratarse desde septiembre, cuando ese mismo indicador alcanzó los 914 euros.

Mirando a 2021, desde Servihabitat señalan que quedan incertidumbres por despejarse. El estudio apunta a la evolución de las ayudas y a la llegada de las ayudas europeas, dos aspectos que serán especialmente relevantes para recuperar al comprador extranjero.

El escenario contemplado es del de un crecimiento del PIB que puede oscilar entre el 4,5% y el 8,7% (la última previsión del FMI apunta al 5,9%) y una tasa de desempleo que crecerá hasta situarse entre el 16% y el 18% (a finales de 2020, era del 15,5%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.