Knight Frank calcula que se necesitarán dos millones de viviendas en alquiler a raíz del Covid-19

El mercado residencial de alquiler será el beneficiado de la crisis económica provocada por la epidemia de coronavirus frente a mercado de compra-venta, según el 77% de los profesionales del sector inmobiliario que asistieron al webinar “Las lecciones aprendidas: encaminados hacia un futuro mejor, organizado por Knight Frank, expertos que vaticinan que “la nueva normalidad” traerá consigo un incremento ligero o sustancial del mercado de alquiler

A raíz de la pandemia, el mercado constata un cambio en la demanda residencial, como así señala, por ejemplo, una encuesta global realizada por Knight Frank, según la cual el 83% de los potenciales compradores consideran el confort y los espacios exteriores como aspectos prioritarios a la hora de decidirse por una nueva residencia, y, sin duda, como indica Carlos Zamora, socio y director del Área Residencial de Knight Frank, “el alquiler ofrece una posibilidad mayor de acceder a una vivienda superior frente a la compra”. Todos esos factores apuntan a “un claro movimiento de comprador a arrendatario”, en palabras de Zamora.

La consultora inmobiliaria destaca que, pese a que desde hace ya un tiempo las entidades financieras ya ofrecen unos intereses históricamente mínimos, algunos factores contrarrestan el presumible impulso que este hecho podría traer consigo a la hora de favorecer las transacciones“. Por ejemplo, el cambio sociocultural que supone contar con una nueva generación de trabajadores que demanda mayor flexibilidad y movilidad laboral. A este hecho, se le suman, además, las consecuencias, precisamente, de la crisis sanitaria que estamos viviendo, y que va a impedir a potenciales clientes poder hacer frente a una entrada que supone normalmente entre el 20 % y el 30 % del precio de venta total“.

La consultora augura un claro movimiento de comprador a arrendatario que impulsará el build to rent

Oferta insuficiente

Los cálculos de Knight Frank apuntan, por tanto, a que “para poder satisfacer la demanda futura será necesario contar con cerca de dos millones de hogares en alquiler, aunque, teniendo en cuenta que el año pasado tan solo se produjeron 3.300 viviendas en el esquema “Build to Rent,” que saldrán al mercado dentro de uno o dos años, como recuerda Jorge Sena, socio y director del Área Comercial de la consultora (área que engloba logístico, oficinas y retail) , “la oferta es aún muy insuficiente para la demanda que tenemos”.

Otra de las tendencias claras en el área residencial que se ya se adelantaba desde al año pasado y que, igualmente, se ha acelerado en estos últimos meses de confinamiento, radica en la necesaria profesionalización de esta cartera de vivienda de alquiler, una profesionalización que actualmente tan solo representa un 5% del total en España. La gestión afectará a la comercialización o al mantenimiento del inmueble y que deberá suponer “una manera mucho más regulada de funcionamiento del parque de vivienda de alquiler” además de “un cambio bastante potente en cuanto a los servicios que puede recibir el propio inquilino”, como indica Sena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.