España necesita un millón de viviendas asequibles en alquiler para cubrir la demanda actual

España necesitaría más de un millón de viviendas para satisfacer la demanda de la población española con dificultades para acceder a un hogar, según los datos obtenidos por Atlas RE Analytics y Gesvalt en su estudio sobre vivienda asequible. Las consultoras han estimado esta cifra en base al número de unidades familiares que, en la actualidad, destinan más de un 40% de sus ingresos al pago de un alquiler.

Según dicho informe, las provincias con más demanda de alquiler asequible son aquellas que combinan alta población y precios de alquiler elevados. En primer lugar, se situaría Madrid, con una necesidad de 214000 viviendas,  Málaga con 136.700, y Barcelona con 128.733. Aunque Sevilla (71.319), Valencia (60.146) y Cádiz (59.694) siguen de cerca”, explica Alejandro Bermúdez, CEO de Atlas RE Analytics. Mientras que las provincias menos pobladas, aunque pueden estar tensionadas en zonas micro, no tienen demanda tan generalizada.

la vivienda asequible en españa

El precio crece más que los salarios

En el informe se destaca que “desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en España y especialmente desde el inicio de la recuperación a partir de 2015, una de las preocupaciones sociales más presentes en el país ha sido el acceso a la vivienda. Si bien es un problema que se focaliza en las grandes ciudades, todo el país ha experimentado en los últimos años un fuerte crecimiento en el precio de la vivienda, lo que la ha vuelto inaccesible para una parte importante de la población”.

Pero es que, además, tal y como señala el informe, el precio de los inmuebles no solo ha aumentado significativamente, sino que lo ha hecho a mayor ritmo que los salarios de los españoles. Este factor se vuelve especialmente acentuado a partir de 2014, cuando se comienza a apreciar el aumento de las exigencias para acceder a una hipoteca. En concreto, el precio de compraventa ha aumentado un 12% desde 2014, mientras que el salario medio tan solo ha aumentado un 5%.

Las provincias más necesitadas de alquiler asequible son Madrid (214.740), Málaga (136.700) y Barcelona (128.733)

El covid agrava el problema

En este contexto, la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 ha complicado la situación por “los efectos económicos derivados de los ceses de actividad apuntan a una lenta recuperación de la economía española”, tal y como resalta el estudio, en el que se recuerda que “la elevada tasa de desempleo, especialmente entre la población joven en proceso de acceder a su primera vivienda, es uno de los factores que más influenciará el mercado inmobiliario en los próximos años”. En este sentido, se puede esperar que los planes y estrategias de vivienda asequible dirigidos por la Administración sean cada vez más ambiciosos.

El estudio explica que durante la última década la principal herramienta de la administración para paliar la necesidad de vivienda asequible era la promoción y calificación de vivienda protegida en régimen de propiedad, una estrategia que ha cambiado para centrarse en la vivienda en alquiler.  Lo que se debe a una caída del interés privado en la promoción de vivienda protegida y a un aumento de la opción del alquiler especialmente entre la población joven.

Además, las iniciativas desarrolladas por la administración en materia de alquiler han coincidido en el tiempo con el auge del interés por el Build to Rent, otra tendencia que ha llevado a los promotores a plantearse nuevos modelos de negocio ligados a la promoción de vivienda en alquiler y la operación de los activos a largo plazo.

Colaboración público-privada

Alejandro Bermúdez apunta que, “El interés del sector privado juega un papel crucial durante todo este proceso, al desarrollar la mayor parte de promoción de vivienda. Voces importantes del sector inmobiliario han visto la colaboración público-privada como una oportunidad única de reactivar la actividad promotora tras el parón provocado por la pandemia, lo que serviría a su vez para aliviar los problemas habitacionales crecientes en la sociedad española”.

Por su parte, Mercedes de Miguel, directora de Operaciones y Research de Gesvalt, añade que, “para que exista una verdadera colaboración, se deben diseñar planes con características que satisfagan a todas las partes. Las principales promotoras del país han expresado su interés en colaborar con la administración pública para solucionar los problemas de vivienda, pero, por el momento, varias de ellas han mostrado su escepticismo con los planes ya publicados — como el Plan Vive Madrid, por considerar que son poco atractivos desde el punto de vista del promotor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.