Comunidad y Ayuntamiento de Madrid anuncian en Efimad 2022 el lanzamiento de nuevos suelos para vivienda asequible en alquiler

La Comunidad de Madrid  y el Ayuntamiento de la capital pondrán nuevo suelo público en el mercado para la construcción de viviendas asequibles durante la segunda mitad del año. El Gobierno regional lo hará mediante una nueva licitación del Plan Vive, concretamente de parte del Lote 4 que quedó desierto, y el Consistorio con el concurso, cuyos pliegos están elaborado ya está elaborando, de 25 parcelas en derecho de superficie para construir hasta 2.500 viviendas en alquiler a precio inferior al del mercado.

Así lo anunciaron el viceconsejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, José María García, y el  coordinador general de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, José María Ortega, en el VII Encuentro de Financiación Inmobiliaria de Madrid (Efimad) que, organizado por Caixabank y Asprima, se celebró ayer en CaixaForum.

El presidente de Asprima destaca que mayor reto al que se enfrenta el sector es  la falta de mano de obra

Durante la mesa de debate “Política de vivienda nacional, autonómica y local” —moderada por Carolina Roca, vicepresidenta de Asprima—  José María Ortega informó  que el Ayuntamiento prevé adjudicar a la vuelta del verano estos cinco lotes, recordando que son suelos que forman parte del  patrimonio municipal, están calificados como de vivienda libre, tienen una capacidad edificatoria conjunta de 149.652 metros cuadrados y que se cederán  por un plazo de 45 años por lo que al término de ese plazo, pasarán a integrar el parque público de viviendas del Consistorio.

Por su parte, el viceconsejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, informó de la segunda licitación del Plan Vive, parte del lote cuatro que quedó desierto, dando continuidad a un programa con el que se han movilizado  ya  34 parcelas de suelo público que permitirán la construcción de 5.406 viviendas destinadas al alquiler a un precio reducido y adelantó que harán esas licitaciones “alineadas con el vector de los fondos europeos”.

En el debate, todos los intervinientes han coincidido en que las fórmulas de colaboración público-privada deben buscar el modelo que permita a las administraciones contar con un parque público similar al de los países de nuestro entorno respecto a la cobertura de vivienda social y de emergencia. En ese sentido, Francisco Javier Martín, director general de Vivienda y Suelo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, (MITMA) señaló que “hay que canalizar la inversión privada para el desarrollo de suelos destinados a vivienda pública”. Para José María García, la solución pasa por “generar un marco de seguridad jurídica y modos de acceso a la vivienda asequible, como el alquiler o el build to rent. Mientras que, José María Ortega ha afirmado que “es necesaria una política más creativa y un foco más amplio en cuanto a la creación de vivienda asequible”.

Aprovechar los fondos Next Generation

Asimismo, todos los participantes en esta edición de Efimad han destacado la buena salud del sector inmobiliario y las buenas perspectivas que existen para este 2022, subrayando que todos los riesgos son de carácter externo: conflictos geopolíticos, el comportamiento de la inflación o los problemas de la cadena de suministros. También insitieron, de manera generalizada,   en la necesidad de aprovechar toda la inversión de los fondos Next Generation para mejorar el parque inmobiliario de nuestro país, así como en la importancia de la colaboración público-privada para el desarrollo de vivienda social y asequible.

Por su parte, el presidente de Asprima, Juan Antonio Gómez-Pintado, recalcó que “el mayor reto al que se enfrenta el sector en estos momentos es la falta de mano de obra, ya que en los próximos 10 años se jubilará el 14 % del personal activo.” Además, ha apelado a la necesidad de “reducir los procesos y ser más competitivos para dar el precio adecuado a la vivienda y facilitar el acceso. Las trabas administrativas no aportan valor al proceso y encarecen nuestra materia prima”.

A continuación, tuvo lugar la segunda mesa de debate, titulada “Actualidad y retos del sector promotor-constructor”. Moderada  por Daniel Caballero, director de Negocio Inmobiliario y Promotor de CaixaBank, y en la que participaron Francisco Pérez, CEO de Culmia; Mikel Echavarren, CEO de Colliers; Ignacio Juan-Aracil, CEO de Pecsa, y Rosa Gallego, directora de Operaciones de Q-Living.

Francisco Pérez recalcó durante su intervención: “Hemos de estar atentos a la inversión internacional para poder impulsar otra serie de iniciativas, además de la vivienda asequible, como puede ser el coliving”. Por su parte, Rosa Gallego incidió en que “el ruido que genera la inseguridad jurídica dificulta captar inversión para vivienda en alquiler asequible y los márgenes son muy contenidos”.

Ignacio Juan-Aracil destacó que “el sector resulta poco atractivo para los jóvenes y debemos introducir conceptos derivados de la digitalización para que vuelvan a incorporarse como mano de obra”. Por último, Echevarren resaltó que “el acceso de los jóvenes a la vivienda es un problema que el mercado no va a solventar por sí solo, por lo que debemos copiar ideas que funcionan en otros países europeos, como la iniciativa helpt to buy de Reino Unido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.