NeXt Madrid
En portada Oficinas

NeXt Madrid, un proyecto para revitalizar Manoteras con 293.193 m2 de oficinas y 600 millones de inversión

NeXt Madrid, nuevo proyecto de transformación y regeneración urbana de la zona de Manoteras, en el norte de Madrid, ha sido presentado esta mañana en un evento al que ha asistido El Inmobiliario mes a mes. Promovido por las empresas Árima, BWRE, ONIX, PineBridge Investments, Tristan y Savills Investment Management, con la colaboración estratégica de CBRE, NeXt Madrid ofrece una visión vanguardista y novedosa en el ámbito de la transformación y comunidad urbana.

NeXt Madrid

Los responsables del proyecto han destacado que NeXt Madrid va mucho más allá de un enclave empresarial, concibiéndose como un proyecto de regeneración urbana que contemplará diferentes usos. Se constituye como una completa zona residencial que ofrecerá una variedad de instalaciones de ocio, hoteles, cafeterías y restaurantes para mejorar la experiencia de los usuarios y dotar de mayor vitalidad al barrio.

En este sentido, el entorno prioriza la innovación y ofrecerá a los usuarios espacios saludables, seguros y confortables. Un distrito en el que la última tecnología se fusiona con el máximo compromiso para preservar el medio ambiente. Esta singular combinación convierte a NeXt Madrid en la elección idónea para albergar a todas aquellas empresas que aspiran a proporcionar a sus equipos un equilibrio perfecto entre la vida personal y laboral.

La presentación ha contado con la presencia y participación de David Pérez García, concejal del Distrito de Hortaleza, quien ha señalado a NeXt “como una iniciativa muy avanzada, con una visión muy integradora y comprometida con el crecimiento ordenado de la ciudad, y en especial de la zona norte de Madrid, gran ejemplo de la colaboración pública-privada”.

Financiado con más de 600 millones de euros de inversión privada, NeXt Madrid abarca 293.193 metros cuadrados de oficinas de las que un tercio, 97.544 metros cuadrados, están catalogadas como de Grado A.

Como apunta CBRE, muchos entornos son concebidos en origen como lugares con baja escala humana, cultural y de identidad, dando lugar a barrios sin vitalidad ni vida en la calle, una aproximación que, por otro lado, minimiza el potencial económico de los activos inmobiliarios. En este contexto, la regeneración de zonas urbanas estimula el crecimiento económico mejorando el atractivo de la zona infrautilizada e infravalorada.