En portada Oficinas

Grupo Catalana Occidente compra a Colonial un nuevo edificio de oficinas de 20.275 m2 en Madrid

Grupo Catalana Occidente ha cerrado con Colonial la compraventa y entrega de un edificio de nueva construcción en Madrid, una operación en la que CBRE ha actuado como asesor de la aseguradora.

Ubicado en la calle Méndez Álvaro 31, el edificio ha recibido la certificación LEED Platinum, el nivel más alto de reconocimiento otorgado por el U.S. Green Building Council (USGBC) a los edificios que cumplen con los estándares más exigentes de sostenibilidad y eficiencia energética. Las nuevas oficinas de GCO están compuestas por dos cuerpos arquitectónicos que suman un total de 18 plantas de altura, 20.275 metros cuadrados construidos sobre rasante, y tienen una capacidad máxima de en torno a 1.100 personas. 

El primer cuerpo está formado por una planta baja y las tres primeras plantas, donde se ubicarán los servicios que se prestarán tanto a los empleados como a los usuarios del edificio. Esta zona contará con una oficina de atención para clientes y equipos comerciales; así como con una cafetería, un restaurante, una zona de bienestar y un gimnasio para uso exclusivo de los empleados de GCO.

El segundo cuerpo, formado por las siguientes 15 plantas, está íntegramente destinado a ubicar las oficinas del Grupo, que dispondrán de diferentes espacios que los empleados podrán utilizar según sus necesidades. En este sentido, en una de esas plantas se ubicarán tres salas con tamaños diferentes para celebrar reuniones, incluyendo un espacio diseñado para la formación y la innovación, y una sala de conferencias para un máximo de 196 personas.

Finalmente, el edificio contará con 4 plantas a nivel de sótano donde se situarán más de 200 plazas de aparcamiento de vehículos y, en el exterior, plazas para bicicletas y patinetes bajo cubierto.

Las nuevas oficinas de GCO en Madrid, desarrolladas por Colonial con el estudio de arquitectura Estudio Lamela, destacan por su compromiso con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, que las han hecho valedoras de la certificación internacional LEED Platinum, que evalúa el diseño, la construcción y el funcionamiento operativo de los edificios sostenibles.

Colonial ha incorporado todo su know-how en el desarrollo de oficinas premium y cuenta con las últimas innovaciones tecnológicas en eficiencia energética y domótica, placas fotovoltaicas destinadas al autoconsumo con una potencia de 32Kwp y un sistema de producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS) mediante captadores solares que permite abastecer todo el edificio de agua caliente. Asimismo, desde GCO también se quiere fomentar la movilidad sostenible entre sus empleados y clientes con la inclusión de 20 plazas de aparcamiento para la recarga de vehículos eléctricos, así como plazas para aquellos que vayan en bicicleta o patinete eléctrico.