La compraventa de vivienda cayó en 2019 por primera vez en cinco años, según los registradores

El número de transacciones de vivienda detuvo su crecimiento en 2019, disminuyendo un –2,5% con respecto a 2018, habiéndose registrado 503.875 compraventas, según el Anuario 2019 de la Estadística Registral Inmobiliaria, presentado por el Colegio de Registradores.

La vivienda usada, con 413.185 compraventas, descendió el 3,1%, mientras que la vivienda nueva, con 90.690 operaciones, experimentó una ligera subida del 0,6%. Por su parte, los resultados de compraventas por Comunidades Autónomas muestran que la vivienda protegida solo superó el 3% del total en Navarra (3,9%), Asturias (4,4%) y País Vasco (3,8%), siendo incluso inferior al 1% del total de compraventas registradas en seis autonomías.

El anuario del Colegio de Registradores muestra que la superficie media de la vivienda transmitida en 2019 ha sido de 98,7 m². El 50,5% de las compraventas del último año han contado con una superficie superior a los 80 m², los pisos con superficie entre 60 y 80 m² han supuesto el 28,8%, los pisos con superficie entre 40 y 60 m² un 17,3% y los de superficie inferior a 40 m² un 3,5%.

Demanda extranjera

La demanda extranjera de vivienda ha mantenido un comportamiento ligeramente inferior al del año anterior, con el 12,5% del total, alcanzando las 63.000 operaciones en 2019 frente a las 65.400 operaciones de 2018. Las comunidades autónomas con mayores pesos de compra por extranjeros, coincidiendo nuevamente con las de gran actividad turística, han sido Baleares, con el 35,1% de viviendas adquiridas por extranjeros, seguida de Comunidad Valenciana (27,1%) Canarias (25,3%), y Murcia (18,6%).

Los extranjeros compraron más de un tercio de las viviendas de Baleares

El 6,1% del total de compras de vivienda realizadas por extranjeros presentaron un importe igual o superior a los 500.000 euros, prácticamente igual que en 2018). El 36,1% de estas compras correspondieron a nacionalidades no comunitarias, frente al 34,9% de 2018.

Más hipotecas

En 2019 se han registrado 360.382 constituciones de hipotecas sobre vivienda mediante la inscripción registral, con un incremento del 4,1% sobre el año anterior. Supusieron algo más de la cuarta parte de las concedidas para vivienda en 2006 (1.316.262) y, en cambio, fueron el 81% más elevadas que las producidas en el mínimo histórico registrado el año 2013 (199.098).

El mayor incremento se produjo en Castilla La Mancha (17,3%), seguido de la Comunidad de Madrid (8,6%) y la Comunidad Valenciana (7,4%). Cinco comunidades experimentaron descensos con relación a 2018.

El 6,4% de las constituciones de hipotecas sobre vivienda mediante la inscripción registral han sido formalizadas por extranjeros, superando las 23.000 hipotecas, similar situación a la de 2018.

El peso de los extranjeros en las hipotecas concedidas en las CCAA. fue mayor en Cataluña (21,8%), la Comunidad Valenciana (20,5%), Andalucía (16,8%) y la Comunidad de Madrid (13,1%). La hipoteca media de los extranjeros en 2019 ha sido de 134.158 €, con un ligero incremento del 0,6% sobre el año anterior.

Las comunidades autónomas con mayores importes medios de hipoteca sobre vivienda de extranjeros han sido Baleares (254.265 €), Comunidad de Madrid (167.352 €), Andalucía (157.573 €) y Cataluña (150.584 €).

El anuario también analiza la evolución de la cuota hipotecaria media para vivienda en 2019, que fue de 591 euros, el 4% de incremento sobre 2018, de nuevo mostrando continuidad con la evolución al alza mostrada desde el año 2017, aunque se encuentra muy lejos todavía de los máximos históricos, por encima de los 800 euros alcanzados en 2008.

Un tercio del salario

El porcentaje medio en España de la  cuota hiptecaria sobre el salario fue del 30,4%, aunque este porcentaje fue mayor en  Baleares (44,5%)Madrid (36,4%) y Cataluña (33,4%%). Los registradores hacen notar que desde 2014 se produce una gran estabilidad en el valor medio de este indicador alrededor del 30%, muy lejos también del casi 50% del salario que llegó a suponer en 2007, durante la burbuja inmobiliaria.

Otro dato importante que apunta el anuario tiene que ver con el uso de la vivienda y es el “nuevo récord del tiempo medio de posesión de la vivienda: 15 años y 3 meses en 2019, duplicando ampliamente las cifras de 2009 cuando se marcó el mínimo histórico ( 7 años y 4 meses),  lo que indicaría que las viviendas continúan aumentado su valor como bien de uso en lugar de como bien de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.