Noticias Vivienda

El build to rent coge velocidad con 10.000 viviendas entregadas en 2023

En 2023 se han entregado 10.000 unidades de este activo, cogiendo velocidad a pesar de los diferentes retos a los que se enfrenta, como son el suelo, los costes de construcción, el incremento de OPEX y el coste de la financiación que hacen que las rentabilidades finales en general no sean atractivas para muchos inversores. Así lo confirma el Informe Anual de Estado y Tendencias del Build To Rent 2024, de Atlas Real Estate Analytics.

«Se observa cierta luz al final del túnel, y en la edición de este año del informe BTR de Atlas queremos enfocarnos en los puntos fuertes que está mostrando y mostrará el BTR en los próximos meses: (1) escenario de moderación de tipos de interés, (2) la proliferación de colaboración público-privada para realizar alquiler asequible, (3) la demanda insatisfecha que produce ocupaciones excelentes, y (4) nuevas maneras de generar BTR, como la reconversión de oficinas o los portfolios granulares. Por tanto, aquellos promotores o patrimonialistas que tengan el BTR en su punto de mira, pueden encontrar ciertos brotes verdes en este asset class», señala Alejandro Bermúdez, CEO de Atlas.

El mercado BTR ha cogido velocidad en los últimos años multiplicándose las entregas año a año desde ser apenas 500 a nivel nacional en 2019 hasta rondar las 10.000 unidades entregadas durante 2023. El ritmo de entregas solo se vio reducido en 2021 debido al impacto inicial de la pandemia, pero una vez superadas las dificultades iniciales, el ritmo creció gracias a un pipeline cada vez más extenso.

En el último año, el interés se ha convertido en el principal protagonista del análisis de los proyectos BTR. Las yields se han posicionado con una tendencia sensiblemente alcista que se acumula desde 2022. Sin embargo, se prevé una potencial reducción de los tipos de interés en el próximo año hasta el 3,2% en febrero de 2025, frente al 4,5% actual, supone la vuelta del atractivo inversor a este activo.

Marzo de 2024 ha arrojado los primeros índices de precios de alquiler destinados al control de rentas que entren vigor. Hasta ese momento y desde principios de 2022 el mercado ha contado con límites fijos del 2% y 3%. Así, la regulación no frena el precio del alquiler en los 30 municipios más poblados de España donde crece un 23%, mientras que la oferta se reduce un 29%.

Por su parte, el alquiler asequible coge fuerza aumentado un 29% en volumen, 81% en unidades, pasando a ser el 34% del volumen transaccionado, frente al 17% en 2022. Los fundamentales de este mercado son claros y derivan de aspectos como el incremento del esfuerzo requerido por los hogares españoles para acceder a una vivienda. De todas las provincias del país, ocho de ellas se encuentran a nivel provincial en tasas de esfuerzo superiores al 30%, lo que demuestra una oportunidad única para casar necesidad social y demanda potencial en un único producto.

En esta línea, la reconversión de oficinas ofrece una oportunidad de 11,4 millones de metros cuadrados, que podrían suponer 92.786 viviendas nuevas en las áreas metropolitanas de Madrid, Barcelona, Málaga y Valencia. Según el informe, toda actividad de reconversión debe ser un complemento a la actividad de inversión en obra nueva para provocar un impacto real en el stock de vivienda disponible.