Trinitario Casanova cumple su amenaza y demanda al BBVA y DCN como reversionista de la Operación Chamartin

El empresario Trinitario Casanova ha cumplido su intención, anunciada hace unos días, y ha presentado una demanda contra el banco BBVA y la entidad Distrito Castellana Norte (DCN) por un supuesto incumplimiento de contrato en una cuantía de 713,8 millones de euros.

Dos semanas antes, el dueño de Grupo Baraka, Casanova, ya había advertido a la entidad de que iba a acudir a los tribunales a defender los derechos de reversión que adquirió a los miembros de la asociación No Abuso, una entidad que desde hace años defiende a los propietarios originales de los terrenos donde ahora se encuentra la estación de Chamartín.

Demanda

En su demanda, el empresario cifra en 713 millones de euros la indemnización que debe pagar el BBVA si no quiere aceptar el derecho de reversión y, en tal caso, dejar que Grupo Baraka pase a ser titular de los cerca de 1,3 millones de metros cuadrados que la entidad adquirirá para realizar la Operación Chamartín.

Según ha detallado el grupo empresarial, la demanda solicita la apertura de juicio ordinario contra ambas entidades y que se estime íntegramente para que se condene a BBVA y a DCN, al sostener que “están obligadas contractualmente a satisfacer los derechos de reversión derivados del procedimiento expropiatorio de los recintos ferroviarios de Chamartín y Fuencarral”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.