Empresas Noticias

La financiación alternativa en el sector inmobiliario aumentará un 50% en 2024, según Civislend

La financiación alternativa en el sector inmobiliario crecerá cerca de un 50% en 2024, con lo que duplicaría la media de crecimiento anual desde 2008, que se sitúa en torno al 25%, según un análisis realizado por Civislend.

Esta plataforma de inversión colaborativa en el sector inmobiliario destaca que desde 2018 la financiación bancaria tradicional para promociones residenciales ha caído de 20.000 millones de euros a 9.000 millones en 2024, mientras que la financiación alternativa ha visto un crecimiento anual del 25%, impulsada en gran parte por la adopción masiva por parte de promotores pequeños y medianos, que representan el 60% del mercado.

Una cifras que muestran el crecimiento de este modelo de inversión pero que aun están muy por debajo de las cifras de otros países de nuestro entorno. Según Civislend, en 2023, el peso de la financiación alternativa en el sector inmobiliario español se sitúo en torno al 10% de la financiación total, lejos de países como Reino Unido donde tiene un peso de aproximadamente el 50%.

La plataforma informa que las áreas del sector inmobiliario que más han adoptado la financiación alternativa incluyen el desarrollo de viviendas y proyectos de renovación urbana, donde la flexibilidad y la rapidez de acceso a fondos se valoran especialmente.

Como ventajas de la financiación alternativa Civislend subraya que permite la entrada de deuda en un momento inicial del proyecto, complementando así los fondos propios de los promotores y evitando que se les escapen oportunidades.  Explicado que, además,  opciones como el crowdlending tienen un componente no solamente financiero sino también comercial, “ayudando al promotor a darle exposición al proyecto en una fase inicial donde puede suscitar interés entre los usuarios que visitan la plataforma”. El crowdlending inmobiliario ha experimentado un crecimiento anual superior al 100% en los últimos años, siendo especialmente relevante en el sector residencial.

“La aceleración en la adopción de la financiación alternativa refleja un cambio significativo en el mercado. Ante la reducción de la financiación bancaria, los promotores ahora ven las plataformas de financiación alternativa no solo como un complemento, sino como un reemplazo viable a las formas tradicionales de financiación inmobiliaria. Este es un claro indicativo de que se trata de un mercado cada vez más maduro en España, si bien aún hay un gran margen de crecimiento hasta alcanzar a otros países europeos donde la financiación bancaria y la alternativa tienen un peso similar”, afirma Íñigo Torroba, CEO de Civislend.

Torroba considera que “para los inversores, el crecimiento de la financiación alternativa abre vías de entrar en el sector inmobiliario que antes no tenían disponibles, lo que está generando un gran interés. Tenemos proyectos que no duran ni un día publicados antes de alcanzar el objetivo de financiación”.