Empresas Noticias

Asprima presenta en MIPIM el proyecto Trinity que sitúa a Madrid como la mejor región de Europa para promover vivienda

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) ha presentado en MIPIM, la feria internacional más importante  de inversión  del sector inmobiliario, el proyecto Trinity, que tiene el objetivo de exponer a los inversores las causas por las que la Comunidad de Madrid es el lugar más atractivo de toda Europa para invertir en la producción de vivienda, ya que cuenta con capacidad productiva, capacidad de financiación por parte de las entidades bancarias y, sobre todo, con la mayor bolsa de suelo en desarrollo que va a devenir en finalista.

Asprima estima que la inversión necesaria para desarrollar los ámbitos urbanísticos que den solución al problema de la vivienda en la CAM, asciende a 10.000 millones de euros para el año 2027, de los cuales 8.100 millones de euros se destinarán a residencial tradicional, 600 millones de euros a proyectos de Flex-living, 600 millones de euros a residencias de estudiantes, 300 millones de euros a rehabilitación y 200 millones de euros a cambios de usos.

En la presentación han participado Carolina Roca, presidenta de Asprima, quien ha destacado el buen funcionamiento del modelo de financiación al promotor por parte de las entidades bancarias en la Comunidad de Madrid, que sitúa a los promotores en una posición muy fuerte para poder construir las 40.000 viviendas al año necesarias.

La comunidad madrileña necesitará una inversión de 10.000 millones de euros para desarrollar la mayor oferta de suelo urbano de Europa, según Asprima

Por parte del sector privado, Javier Kindelan, vicepresidente y head de living en CBRE España, ha expuesto la situación del entorno macroeconómico de Madrid, en comparación con otras ciudades europeas como Ille de France o Londres; Sandra Daza, directora general de Gesvalt, ha explicado la proyección de la Comunidad de Madrid y la consecuente demanda de vivienda; Luis Roca de Togores, presidente de la Junta de Compensación de Valdecarros, ha centrado su exposición en la oferta de los desarrollos actualmente en gestión en la ciudad de Madrid, y Alberto Valls, socio de Financial Advisory en Deloitte, ha puesto en valor las oportunidades de inversión de la región y ha insistido que el momento de entrar es ahora.

En representación de la Administración Pública, Ramón Cubián, director general de suelo y oficina de Madrid, ha destacado que los desarrollos actualmente en gestión van poner en el mercado 260.000 viviendas; con un gran equilibrio territorial y 115.000 de ellas en el centro de la región concretamente en la ciudad de Madrid y por último, José María García Gómez, viceconsejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, ha explicado las medidas de choque del gran Pacto Regional por la Vivienda, destacando la Ley del Suelo y el Plan General de Ordenación Urbana, que será posible gracias a la colaboración público-privada. Además, subrayó que no existirá ninguna zona tensionada en la región y, por tanto, no habrá limitación de rentas.

La asociación de promotores madrileños ha destacado que los desarrollos urbanos actualmente en tramitación proporcionarán suelo para 260.000 viviendas, con una población estimada de más de 770.000 personas, situadas en el sur de la región. Estas previsiones han sido efectuadas por la herramienta LandCam, promovida por Asprima y basada en los datos de sus asociados.

Evolución de población

Para poner de manifiesto el potencial de la Comunidad de Madrid a la hora de invertir en vivienda, el Proyecto Trinity destaca que que los últimos 20 años, la Comunidad de Madrid se ha convertido en un destino idóneo para vivir, con un crecimiento poblacional del 20,19%. Este crecimiento y los cambios de tipología de viviendas que necesitan las nuevas generaciones (menos hijos, más familias monoparentales y más separaciones y divorcios) provocarán, según el INE, que la Comunidad de Madrid necesite construir viviendas en los próximos 14 años para 573.738 nuevos hogares, lo que supone contar con 3.210.726 viviendas en diciembre de 2037 con un ritmo de construcción de más de 40.000 viviendas al año.

Por lo que se calcula que para hacer frente esta demanda en la Comunidad de Madrid es necesario poner en el mercado 75.000 viviendas, a las que habría que sumar las 100.000 unidades de demanda embalsada. Es decir, 175.000 viviendas frente a una producción actual de 15.000 – 17.000.

Además, se hace hincapié en que “tras la crisis 2008, se ha llevado a cabo una auténtica reconstrucción del sector. Han entrado nuevos actores y se han fortalecimiento de las empresas que sobrevivieron. Hay un rico ecosistema de promotoras, constructoras, gestoras de cooperativas, operadores de gestión inmobiliaria, consultoras y tasadoras”.

Y se resalta igualmente, como punto a favor a la hora de invertir en Madrid que “la colaboración entre los organismos públicos (CAM y ayuntamientos del área metropolitana) y los actores privados es excelente, ya que existe un gran Pacto Regional por la Vivienda impulsado por la Comunidad de Madrid y conformado por 22 asociaciones y colegios profesionales del sector”.