La vivienda se encarece un 1,9% en enero y reduce al 0,2% la depreciación provocada por la pandemia

El precio medio de la vivienda nueva y usada en España aumentó un 1,9% en enero en comparación con diciembre, lo que deja la variación interanual en el primer mes del año en un incremento del 0,7%. Según la estadística Tinsa IMIE General y Grandes Mercados publicada hoy, “la mejora de los precios medios en todos los grupos durante enero ha reducido a un 0,2% la depreciación sufrida por el índice general desde el inicio de la crisis sanitaria en marzo de 2020”.

“Los índices medios de enero suponen un aumento generalizado respecto a los de diciembre de 2020. La variación del dato general desde el inicio de la pandemia es prácticamente nula tras compensarse las caídas del verano y comienzo del otoño pasados”, apunta Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de Tinsa.

Los incrementos más notables en el último mes en el precio medio de la vivienda nueva y usada se localizan en la costa mediterránea (+5,5% desde diciembre) y en las áreas metropolitanas (+2,6%).

Solo el grupo de capitales y grandes ciudades registra un descenso interanual del -1,4%, a pesar del repunte mensual del 1,1% de enero

En tasa interanual la mayoría de los grupos muestra un precio medio superior al de enero de 2020. “Solo el grupo de capitales y grandes ciudades registra descenso en términos interanuales (-1,4%), a pesar de un repunte mensual en enero del 1,1 %”, explica Rafael Gil. Las islas destacan con el mayor crecimiento en tasa interanual, con un 5,5%, seguidas de las áreas metropolitanas (+2,6% anual) y el grupo ‘Resto de municipios’ (+1,6%).

Las cifras de la pandemia

El mayor descenso acumulado en los nueve meses de pandemia se mantiene en las islas, donde el valor medio es un 5,3% inferior al de marzo del año pasado. También la costa mediterránea (-1,7%) y las áreas metropolitanas (-1,4%) mantienen en este periodo poscovid un descenso superior a la media nacional. Por el contrario, el índice de las capitales y grandes ciudades (+0,6% desde marzo) y sobre todo el de las localidades de interior y costa atlántica agrupadas en el grupo ‘Resto de municipios’ (+1,7%) muestran valores medios superiores a los del inicio de la crisis sanitaria.

El precio medio en España es un 17,5% superior al mínimo de 2015 y acumula un descenso del 32,6% respecto a los máximos alcanzados en 2007. Las capitales y grandes ciudades y las islas son los grupos donde la vivienda nueva y usada ha experimentado un mayor recorrido al alza desde sus mínimos: un 26,9% y un 27%, respectivamente.

Otros indicadores

El índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados incluye cada mes una selección de otros indicadores inmobiliarios y económicos relevantes para analizar la evolución y perspectivas del sector residencial.

La actividad inmobiliaria registró en el mes de noviembre (último periodo disponible) variaciones interanuales positivas tanto en el ámbito de la compra de vivienda como en el de visados de obra nueva. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, entre enero y noviembre se vendieron un 18,6% menos de viviendas que en el mismo periodo del año anterior. El descenso acumulado durante 2020 en el número de visados se reduce desde casi el 24% que mostraba la estadística de octubre a un 20,1 % entre enero y noviembre, según datos del Ministerio de Transporte.

En noviembre se firmaron 28.756 hipotecas, que representan una caída interanual del 2,4%, con un descenso acumulado desde enero del 7%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.