La vivienda de obra nueva vuelve a ser una opción interesante

La obra nueva vuelve a estar en el punto de mira de los compradores y el mercado trata de dar respuesta a sus expectativas, según Instituto de Valoraciones, que pone de ejemplo el parque residencial presentado en la última edición de SIMA, con 20.000 viviendas a la venta, de las cuales un 95% fueron ofertadas sobre plano.

Entre enero y septiembre de este año, los visados autorizados de obra nueva para viviendas en España alcanzaron las 81.957 unidades, casi un 9% más que en 2018, según reflejan los datos del Ministerio de Fomento.

“La construcción de inmuebles nuevos no ha dejado de aumentar desde el inicio de la recuperación inmobiliaria en 2014. “Aun así, los expertos mantienen que sigue siendo insuficiente para cubrir una demanda estimada de entre 120.000 y 150.000 unidades anuales que confirma APCE que existe”, apuntan desde el Instituto de Valoraciones.

Desde la entidad señalan que a pesar de la existencia de demanda, obstáculos como la escasez de suelo urbanizable, la burocracia administrativa o algunas intervenciones municipales concretas, están frenando la promoción de nuevos proyectos e incrementando el precio de los existentes.

Claves del interés por la obra nueva

Desde Instituto de Valoraciones ha analizado las claves del renovado interés de los compradores por las edificaciones de nueva construcción. En este sentido, el organismo señala determinadas localizaciones, como Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante y Vizcaya, que son, entre otras, las que están impulsando este sector de la vivienda de obra nueva, con el 51,6% de las construcciones iniciadas en 2018. En estos mercados, la necesidad de vivienda es mucho mayor que la oferta y pone de ejemplo el caso de Madrid, que, con una demanda anual estimada de 20.000 inmuebles, los proyectos en marcha apenas superan las 13.000 edificaciones y tan solo 2.000 están todavía a la venta.

Por otro lado, la vivienda de obra nueva permite dar respuesta a las nuevas demandas de los consumidores actuales, cada vez más sensibles ante aspectos como la sostenibilidad y el ahorro energético a la hora de elegir vivienda. Los procesos de construcción y los materiales son más sostenibles y las casas son más eficientes, llegando a reducir hasta un 80% el consumo energético y en un 40% la demanda de agua. “En este sentido, el futuro está marcado por la normativa europea Energy Performance of Buildings Directive, que establece que, para finales de 2020, todos los nuevos edificios deberán tener un consumo energético prácticamente nulo”, apuntan desde el Instituto de Valoraciones.

Finalmente, el organismo destaca otro aspecto importante: las facilidades de pago y financiación de las nuevas promociones, sobre todo aquellos proyectos que se comercializan sobre plano. “Algunas promotoras tienen acuerdos económicos con los bancos pudiendo ofrecer hasta un 100% de la financiación y no tener que contar con grandes ahorros”, señalan desde el Instituto, que también apunta como aliciente el que estas viviendas se pueden personalizar desde el inicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.