La demanda de viviendas con eficiencia energética se ha incrementado un 30% desde el inicio de la pandemia

La demanda de viviendas con eficiencia energética se ha incrementado un 30% desde el inicio de la pandemia de Covid-19, según un estudio realizado por el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España.

De dicho informe se desprende que como resultado del reciente confinamiento provocado por la crisis del coronavirus hay una mayor toma de conciencia respecto a las carencias que tienen miles de viviendas en España que ha modificado la búsqueda y las expectativas de la demanda por parte de nuevos compradores.

Dentro de los factores más valorados, destacan que las viviendas tengan un rendimiento elevado de eficiencia energética y unos aislamientos acústicos de calidad.

“Una vivienda con un mal aislamiento término es una vivienda costosa de mantener y conseguir una temperatura agradable las 24 horas del día a lo largo de un periodo de tiempo resulta prohibitivo”, explica Lola Alcover, secretaria del Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España. Además, indica que una vivienda con mal aislamiento acústico “siempre es incómoda y molesta y se puede tornar muy difícil de soportar el permanecer en ella durante días y días de manera ininterrumpida”.

Ventajas

Alcover recuerda que se denomina vivienda eficiente, energéticamente hablando, a los inmuebles que consumen una relativa baja cantidad de energía externa para cumplir las exigencias normales de habitabilidad de sus ocupantes y recalca que “una vivienda eficiente no es más cara en absoluto, algo que es fácilmente constatable en el importe de las facturas energéticas que se generan y que evidencian no solo la amortización del gasto inicial adicional, sino el ahorro continuado en el consumo de energía del inmueble”.

Además, destaca que una vivienda sostenible añade a los beneficios de la anterior el hecho de que con ella “sembramos futuro”. “Se trata de una inversión que, aunque no vaya a repercutir totalmente en nosotros, sí lo hará en las generaciones venideras, al dejarles un entorno más amable y agradecido, que también será traducido con certeza en un retorno económico”, subraya la experta en el sector inmobiliario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.