El Gobierno aprueba el Bono Alquiler Joven, el Plan de Vivienda y la Ley de Arquitectura

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy tres medidas en materia de vivienda: un bono de alquiler para jóvenes de entre 18 y 35 años, el Plan Estatal para el Acceso a la Vivienda 2022-2025 y el Proyecto de Ley de Calidad de la Arquitectura para su posterior remisión a las Cortes Generales, con lo que se inicia su tramitación parlamentaria.

El Gobierno ha regulado los requisitos para que los jóvenes de hasta 35 años puedan optar al bono de alquiler, que incluye también el de habitaciones, y las condiciones de esta ayuda.

El Plan Estatal para el Acceso a la Vivienda está dotado con un total de 1.717 millones hasta 2025

Los beneficiarios deberán tener ingresos no superiores a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) y la vivienda arrendada deberá tener la consideración de habitual y permanente y una renta máxima de 600 euros/mes, sin perjuicio de que pueda ascender a los 900 euros/mes en algunos supuestos acordados en la Comisión de seguimiento formada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y la comunidad autónoma correspondiente.

En el caso de los alquileres de habitación, estos límites de precio serán de hasta 300 euros por habitación, un tope que podrá elevarse hasta los 450 euros si así lo establece la Comisión de seguimiento.

La ayuda será de 250 euros al mes durante dos años, cantidad que podrá ser complementada por otras ayudas reguladas en el Plan Estatal de Vivienda o que establezcan adicionalmente las comunidades autónomas. También será compatible con las prestaciones no contributivas de la Seguridad Social y el Ingreso Mínimo Vital. La suma del Bono Alquiler Joven y las mencionadas ayudas tendrán como límite el 100% de la renta arrendaticia.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sánchez ha señalado que el plazo para solicitar estas ayudas se abrirá dentro de “mes y medio o dos meses máximo”, aunque se efecto será con efecto retroactivo desde el 1 de enero.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio 2022 incluye una dotación presupuestaria de 200 millones de euros para el Bono Alquiler Joven.

Plan Estatal de Vivienda

El Ejecutivo también ha dado este martes luz verde al Plan de Vivienda 2022-2025, que está dotado con 345 millones de euros en los Presupuestos Generales para 2022, y se prevé que hasta 2025 sume un total de 1.717 millones de euros.

Sánchez lo ha definido como «el principal instrumento del Gobierno para fomentar y apoyar el alquiler y facilitar a las personas con menos ingresos que accedan a una vivienda». Concretamente, presta especial atención a las personas más vulnerables, sin hogar o afectadas por desahucios.

Una de las medidas previstas es la subvención de la suscripción de seguros por impago del alquiler, con un límite del 5% de la cuota de la renta anual, para que el propietario tenga la garantía del cobro de la renta correspondiente y los inquilinos puedan ver aliviada temporalmente cualquier situación de dificultad económica sobrevenida.

Respecto a los jóvenes, podrán recibir ayudas al alquiler e incluso para la adquisición de vivienda habitual y permanente en municipios de menos de 10.000 habitantes. Además, un 30% de las 100.000 viviendas con las que se pretende incrementar el parque público de vivienda estarán reservadas para ellos.

Los solicitantes del bono alquiler joven deberán tener entre 18 y 35 años, sus ingresos no pueden estar por encima de tres veces el IPREM y la renta de alquiler no debe superar los 600 euros mensuales, en el caso de una vivienda, y los 300 euros si se trata de una habitación

Este impulso del parque público permitirá incrementar la oferta de vivienda en alquiler social y fomentar la vivienda en alquiler asequible para las personas mayores o con discapacidad, a través de ayudas a la promoción de viviendas con diseño, instalaciones y servicios que respondan a sus circunstancias.

El Plan también contempla promocionar las modalidades residenciales tipo ‘cohousing’ y las intergeneracionales y poner viviendas de la SAREB y de entidades públicas a disposición de las comunidades autónomas y entidades locales para que se destinen a alquiler social.

De manera más general, el Plan contribuirá a mejorar la accesibilidad de las viviendas, a impulsar la regeneración y renovación urbana y rural de zonas degradadas y de ámbitos en los que todavía impera el chabolismo y la infravivienda y a atender al pago de las ayudas de subsidiación de préstamos convenidos que se regularon en anteriores planes estatales de vivienda.

Ley de Calidad de la Arquitectura

El Consejo de Ministros ha aprobado igualmente la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley de Calidad de la Arquitectura, una de las reformas recogidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Se trata de la primera ley estatal que nace con el objetivo de garantizar la calidad de la arquitectura como bien de interés general.

La ministra Raquel Sánchez ha señalado que su propósito es aproximar la arquitectura a la sociedad y contribuir al desarrollo económico y social sostenible a través de las políticas de renovación, la mejora de la calidad en la edificación y la protección del patrimonio natural y cultural.

La Ley incluye medidas específicas para impulsar desde los poderes públicos la difusión nacional e internacional de la Arquitectura, el apoyo a las empresas y a los profesionales españoles, el establecimiento de incentivos y premios que reconozcan la calidad, el impulso de la investigación y la innovación y la protección de los valores del patrimonio construido. Además, incluye el fomento de la rehabilitación, regeneración y renovación urbanas sostenibles.

La norma contempla la creación de dos órganos fundamentales para orientar la actuación y potenciar el papel ejemplarizante de los poderes públicos hacia esa necesaria calidad: la Casa de la Arquitectura y el Consejo de Calidad de la Arquitectura.

Finalmente, y respecto al Proyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda que no ha podido ser aprobado este martes como estaba previsto ya que el CGJP volverá a debatir sobre la norma el próximo día 27 de enero,  la ministra ha pedido «tranquilidad». Sostiene que la ley de vivienda “será pronto una realidad porque cumple escrupulosamente todos los trámites en forma, tiempo y contenido y respeta las competencias atribuidas al Estado y las comunidades autónomas». Y ha insistido en que el informe del Consejo General del Poder Judicial es “preceptivo, pero no vinculante”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.