El Gobierno amplía hasta mayo el plazo para solicitar los préstamos ICO de ayuda al alquiler

El Gobierno ha ampliado hasta el 31 de mayo la posibilidad de solicitar préstamos avalados y subvencionados por el Estado, a través del Instituto Oficial de Crédito (ICO), para que los afectados económicamente por la covid-19 puedan hacer frente al pago del alquiler de su vivienda habitual, unas ayudas financieras cuyo plazo de solicitud vencía el 30 de noviembre.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, anunció la prórroga el pasado viernes en una entrevista en RTVE y la orden ministerial ha sido publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Por la evolución de la pandemia

En el BOE se argumenta que la “evolución actual de la pandemia y en consecuencia la vulnerabilidad sobrevenida que la misma pueda generar en los arrendatarios de vivienda habitual, así como su incierta proyección en los próximos meses, hace recomendable modificar los plazos inicialmente previstos y ya prorrogados y fijar los nuevos plazos para la solicitud y formalización de los préstamos”.

Este plazo podrá ser ampliado hasta el 31 de agosto mediante orden ministerial previa, según publica hoy el BOE

Además del plazo de solicitud, el Ejecutivo ha ampliado el referido a la formalización de los préstamos, que ahora se establece para el 30 de junio de 2021. En su caso, también podrá ser prorrogado tres meses más, hasta el 30 de septiembre.

El funcionamiento de los préstamos ICO para el alquiler se basa en un préstamo del Estado de hasta 5.400 euros por hogar. Los créditos pueden cubrir hasta el 100% del importe de la renta mensual, con un máximo de 900 euros al mes durante un periodo de seis meses, mientras que no suponen ni gastos ni intereses para quien los solicite que, además, contarán con un plazo para devolverlo de seis años, con posibilidad de una prórroga de hasta cuatro años más. Y el banco es el que abona directamente el importe del préstamo al propietario del piso para evitar la incertidumbre de un eventual impago del inquilino.

Para solicitar dichos préstamos los inquilinos deben estar en el paro o en situación de Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) o a acreditar que, debido a la situación provocada por la  pandemia, han visto reducidos sus ingresos a menos de tres veces el IPREM (unos 1.600 euros), con variables por hijos, mayores de 65 años y dependientes a cargo; y siempre que el alquiler, más gastos y suministros básicos, sea superior o igual al 35 % de los ingresos netos de la unidad familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.