En portada Vivienda

El Ayuntamiento de Madrid congela la concesión de licencias para viviendas de uso turístico y endurece las sanciones

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado un plan de acción para ordenar las viviendas de uso turístico (VUT) en la capital por el que se congela la concesión de licencias con carácter inmediato y hasta que se apruebe la Modificación del Plan General en el primer trimestre de 2025, y se endurece régimen sancionador para aquellos propietarios cuyos inmuebles operen como VUT sin contar con autorización municipal.

De esta forma, las multas que actualmente son de 1.000 (la primera), 2.000 (la segunda) y 3.000 (la tercera) ascenderán a partir de ahora a 30.000, 60.000 y 100.000 euros. Estas sanciones son acumulativas en caso de que se mantenga el quebrantamiento de la ley por lo que podrían  ascender a un total de 190.000 euros.

Se suspende la concesión de licencias con carácter inmediato hasta que se apruebe la Modificación del Plan General en el primer trimestre de 2025

Refuerzo de inspectores y una web segura para usuarios

Otra línea dentro de este plan de acción consistirá en el refuerzo del cuerpo de inspectores. La Subdirección General de Inspección y Disciplina cuenta con 65 trabajadores para toda la actividad inspectora. Este verano, el Ayuntamiento incrementará la plantilla en un 15%, incorporando al servicio diez personas más.

Asimismo, y para ofrecer mayor seguridad y garantía a los visitantes que opten por alojarse en la ciudad en VUT, el Consistorio de Madrid va a publicar en su portal, previsiblemente en el mes de mayo, un listado oficial de las viviendas de estas características que cuentan con licencia municipal (941 a día de hoy) y su ubicación.

Desde el Consistorio justifican este plan de choque reconociendo que el Plan Especial de Hospedaje (PEH) del Ayuntamiento de Madrid, aprobado el 27 de marzo de 2019, ha resultado ineficaz para evitar la proliferación de las VUT en la capital y corregir las consecuencias de su rápida expansión al margen de la legalidad. Recalcando que los objetivos que se persiguen con estas medidas son evitar la desertización residencial del distrito Centro, ordenar la oferta turística y favorecer la convivencia entre vecinos y visitantes,

 Radiografía de las VUT en Madrid

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento, la situación en Madrid respecto a las VUT es la siguiente. En la ciudad operan 14.699 establecimientos turísticos: el 92% son VUT (13.502), pero sólo 941 funcionan con licencia municipal (151 están en tramitación). En lo que concierne a las camas que se ofertan en todos los alojamientos turísticos, la cifra alcanza las 158.756 plazas, de las que el 30 % se localizan en VUT (47.589). El resto, en 320 hoteles, 473 pensiones y hostales, 130 apartamentos turísticos, 14 hoteles-apartamentos y 260 establecimientos, que engloban casas de huéspedes, hostels y albergues.

Las VUT se han incrementado en la ciudad un 41% desde 2017. Mientras en este tiempo se han contabilizado 5.564 viviendas turísticas nuevas, en el mismo periodo se han creado 50 establecimientos turísticos (hoteles, pensiones, hostels, etc), lo que se ha traducido en que el 65 % de las plazas turísticas nuevas creadas en este periodo corresponden a las VUT.

Las multas para los propietarios que operen sin licencia municipal podrán alcanzar hasta los 190.000 euros

La desertización del centro de la ciudad se refleja con los siguientes datos: entre los años 2007 y 2023, la población censada en la ciudad de Madrid se ha incrementado un 4,86 % (154.943 habitantes), pasando de 3.184.988 ciudadanos a 3.339.931. En el distrito de Centro, sin embargo, ha descendido un 1,14 % (1.610 personas), pasando de 141.297 habitantes a 139.687. En este distrito hay un turista alojado por cada dos residentes, mientras que en la almendra central hay uno por cada nueve vecinos.

El Servicio de Inspección y Disciplina recibió en 2023 un 51% más de denuncias que en 2022 que afectaban a viviendas y apartamentos de uso turístico: 686 frente a 454. El 82 % procedían de ciudadanos (563). Del total de inspecciones realizadas (4.093) se verificó que 478 viviendas eran VUT y se logró el restablecimiento a uso residencial de 243.