CBRE modifica sus previsiones y estima que la vivienda nueva se encarecerá hasta un 8% este año

CBRE modifica al alza sus previsiones de encarecimiento de la vivienda, tras analizar los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La consultora inmobiliaria anuncia hoy que prevé un incremento del 6% del precio de la vivienda libre en 2022, según el análisis elaborado a partir de estos datos. Esta cifra aumentará hasta el 8% en el caso de la vivienda de obra nueva.

El mercado inmobiliario residencial ha registrado un incremento significativo del precio de la vivienda libre en el primer trimestre de este año, con un avance del 2,6% respecto a los tres meses anteriores. En comparación con el mismo periodo de 2021, el precio de la vivienda libre ha aumentado un 8,5%, el mayor registro desde 2007.

“Este elevado incremento del precio en el primer trimestre del año se produce en un contexto de dinamismo de la demanda que, con unas condiciones de financiación todavía favorables, siguió recogiendo el impulso derivado del aumento del ahorro de las familias durante la pandemia”, ha asegurado la directora de Research de CBRE España, Miriam Goicoechea.

El precio de la vivienda de obra nueva ha escalado un 10,1% interanual en el primer trimestre de este año, cuatro puntos más respecto a los tres meses anteriores. Este incremento explica parte del repunte del precio de la vivienda libre total. “El precio de la obra nueva ha experimentado un incremento mayor por el impacto de la subida de los costes de construcción y la escasez de oferta existente”, ha explicado Goicoechea.

“El buen comportamiento de los indicadores en el primer trimestre del año nos ha llevado a revisar al alza las proyecciones del sector para el conjunto del año. Así, prevemos que el número de transacciones cierre 2022 alrededor de las 590.000 viviendas, una cifra por encima de los registros previos a la pandemia”, ha asegurado el Director de Econometric Forecasting de CBRE España, Joan Pina.

De acuerdo con las cifras del Ministerio de Fomento publicadas este jueves, el número de transacciones de vivienda en el primer trimestre ha alcanzado las 174.075 viviendas, una cifra que supera en 35.700 unidades las compraventas registradas en el mismo trimestre de 2019. Con este dato, el número de transacciones acumuladas en los últimos doce meses ha superado las 700.000 viviendas, un registro que no se alcanzaba desde 2008.

“El 2021 fue un año excepcional en términos de demanda de vivienda, con más de 674.000 viviendas, un 18% más que en 2019 y casi un 40% más que en 2020. La previsión para este año es también muy positiva. Sin duda, la vivienda ha salido fortalecida de la crisis del Covid, convirtiéndose en un activo todavía más preciado”, ha afirmado el Director Nacional de Residencial y Suelo de CBRE, Samuel Población.

De cara a futuro, se espera que los factores que han estimulado la demanda empiecen a perder fuerza durante los próximos meses. En cualquier caso, CBRE prevé que la demanda extranjera siga contribuyendo positivamente al dinamismo del mercado residencial, en línea con la recuperación evidenciada en el primer trimestre. En este periodo, el número de compraventas de vivienda por parte de compradores internacionales ha alcanzado las 21.638 unidades, más de 5.000 viviendas por encima de la media registrada entre 2018 y 2019.

Estas proyecciones, no obstante, tienen en cuenta la ralentización de los factores que han impulsado la demanda para los próximos trimestres. “El impacto de las tensiones inflacionistas sobre las rentas reales de las familias y el aumento de los costes de financiación reducirán ligeramente la demanda y el ritmo de crecimiento de los precios durante los próximos trimestres”, ha añadido Pina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.