En portada Vivienda

AQ Acentor arranca las obras de su cuarta promoción en La Marina del Prat Vermell (Barcelona) con 205 viviendas

AQ Acentor avanza en su proyecto AQ Urban Fira de más de 555 viviendas en La Marina del Prat Vermell de la Zona Franca dentro de Barcelona. Lo hace con el arranque de la construcción del edificio Oslo, su cuarta promoción y de las escrituraciones de los edificios Lisboa y Berlín. Estas promociones se suman al edificio Londres para completar el proyecto.

Así, AQ Urban Fira avanza con el comienzo de la construcción de su cuarto y último proyecto residencial en venta. Para ello la compañía ha firmado un acuerdo de financiación con el Banco Santander y contratado a referentes de la industria inmobiliaria catalana como la constructora Calaf o el estudio de arquitectura Binarq.

En concreto, la promoción contará con 205 viviendas -73 de ellas protegidas- de 1 a 3 dormitorios -con un 60% comercializadas, que destacarán por sus calidades y compromiso medioambiental. En este sentido, Oslo contará con la certificación internacional BREEAM “Muy Bueno”, calificación energética y de emisión ‘A’, además de conectarse al suministro de Ecoenergies, en línea con el conjunto de los inmuebles residenciales de AQ Urban Fira.

En términos de servicios, las viviendas de Oslo contarán con terrazas y con la posibilidad de incorporar trastero y plaza de garaje durante la compra. Asimismo, las viviendas libres dispondrán de zonas comunes con piscina, espacios verdes, gimnasio o sala polivalente, además de un sistema Smart Home que facilitará la interacción con la vivienda.

La construcción iniciada conllevará el reto de los trabajos bajo rasante donde se desarrollarán dos plantas de subsuelo para ofrecer unas 355 plazas de garaje que atenderán a la promoción residencial y al suelo terciario con el que cuenta AQ Acentor. En concreto, este último está diseñado para la promoción de un edificio de oficinas con una superficie de 15.000 metros cuadrados en uno de los principales distritos de oficinas de Barcelona, donde la compañía contempla las posibilidades de ejecutarlo “llave en mano” o la venta de la parcela con trámites administrativos avanzados.

A estos trabajos de construcción hay que sumar las primeras escrituraciones en AQ Urban Fira. En concreto, ya son más de 70 familias las que han llegado a los edificios Lisboa y Berlín, a las que en las próximas fechas se incorporarán otras 50 dentro en sus 141 viviendas -30 de ellas de VPP, todas comercializadas-. La oferta de estas promociones abarca unidades de 1 a 4 dormitorios con la posibilidad de incorporar garaje o trastero, además de disponer de zonas comunes. Asimismo, cuentan con la calificación ‘A’ tanto en emisiones como en consumo energético.

AQ Urban Fira cuenta con más del 75 % de sus viviendas comercializadas. En este sentido, Álvaro Marcos, director comercial y de marketing de AQ Acentor, destaca que este proyecto “supone la mayor bolsa de obra nueva dentro del municipio de Barcelona en comercialización. Contamos con una oferta en la que atendemos todas las necesidades y tickets que demanda el mercado residencial de obra nueva de la Ciudad Condal, como demuestra la evolución comercial de las cuatro promociones”.

Por su parte, José Antonio Alfonso, director territorial de AQ Acentor en Cataluña, añade que la respuesta del mercado barcelonés a AQ Urban Fira supone “un impulso para la búsqueda de oportunidades de crecimiento en la Ciudad Condal y los municipios colindantes. Cataluña es un mercado clave para AQ Acentor que analizamos de forma continua en busca de oportunidades de crecimiento que encajen en la estrategia de la compañía”.

Proyecto de regeneración urbana

La Marina del Prat Vermell, plan de regeneración urbana aprobado por el Ayuntamiento de Barcelona que dotará a la Ciudad Condal con un nuevo barrio de unas 75 hectáreas, sustituirá antiguas zonas industriales por inmuebles residenciales de hasta más de 11.800 viviendas con un carácter social –un 47 % serán viviendas de protección oficial (VPC)– y sostenible.

Desarrollado dentro de las zonas de La Marina de Sants, La Marina de Ports y la industrial de la Zona Franca, como parte del distrito Sants-Montjuic, tendrá una población de unos 30.000 habitantes. Destacará por el uso de tecnologías eficientes y medioambientales para dar servicio de calefacción y refrigeración, el tratamiento de aguas y la dotación de zonas verdes y espacios públicos. Resaltará, además, por ser el desarrollo urbano más grande puesto en marcha en la actualidad dentro de Barcelona.

En términos culturales y educativos, los residentes tendrán disponible a menos de 10 minutos una gran oferta donde destacará el recinto de Montjuic de la Fira de Barcelona, el Museo Nacional de Catalunya o la presencia de la escuela de negocios IESE. Esto se complementa con la presencia de varias instalaciones deportivas en la zona o múltiples posibilidades para el ocio y la moda impulsadas por el Centro Comercial Gran Vía 2 de Hospitalet, sumada al amplio abanico de comercios a pie de calle. Otra ventaja de esta nueva zona son sus conexiones, con las líneas de metro L 10S y L9S –que enlaza con el aeropuerto–, así como cinco rutas de autobuses a menos de 5 minutos a pie de los edificios Lisboa y Berlín o el aeropuerto internacional Josep Tarradellas Barcelona-El Prat a 15 minutos en coche.

AQ Urban Fira será, en su conjunto, un proyecto sostenible. Se añade al compromiso de que el conjunto de los desarrollos seguirá las directrices del certificado internacional BREEAM y alcancen una certificación de eficiencia energética con calificación ‘A’, su incorporación a la nueva red de agua regenerada impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona que, mediante procesos de regeneración, permitirá su aprovechamiento sostenible con una aplicación directa o indirecta. Asimismo, las viviendas se conectarán a Ecoenergies Barcelona, que suministrará la producción de frío y calor para climatización y agua caliente sanitaria (ACS). Todo lo anterior redundará en unos edificios más respetuosos con el medioambiente y más sostenibles y en una optimización de los costes de consumo para las comunidades de propietarios.