En portada Oficinas

Las oficinas cierran su segundo mejor primer trimestre de la última década con 251.700 m2 contratados

El segmento de oficinas ha cerrado su segundo mejor primer trimestre de la última década (después del de 2019, que fue récord), impulsado por el regreso de las grandes operaciones en Madrid y Barcelona, según datos del último estudio Office Pulse elaborado por Savills.

En total, la contratación en el primer trimestre ha ascendido entre enero y marzo a 251.700 metros cuadrados: 149.000 metros cuadrados en Madrid, un 11,6% más que en el mismo periodo del año anterior; y 102.700 metros cuadrados en Barcelona, lo que supone un alza interanual del 62%. Solo en los tres primeros meses del año se han firmado dos megaoperaciones de más de 10.000 metros cuadrados en Madrid.

La consultora inmobiliaria ha presentado su análisis de la evolución del segmento oficinas de la mano de Hipólito Sánchez, director ejecutivo de la división de Oficinas en Savills España; Ángel Estebaranz, director nacional de Oficinas, y Natalia Montal, associate director Office Leasing de Savills en Barcelona.

El director nacional de Oficinas de Savills ha destacado además de la vuelta de las grandes operaciones a la capital, el regreso del interés por zonas fuera de la M-30. “Por fin ha habido grandes operaciones y no sólo en la zona prime, sino también en el entorno periférico de la ciudad de Madrid”, ha señalado.

Absorción en Madrid

En total, en Madrid se han registrado 114 contrataciones de oficinas en el primer trimestre. Además de las 2 megaoperaciones, cinco fueron de entre 5.000 metros cuadrados y 10.000 metros cuadrados (frente a las nueve en todo el año 2023) y 12, de más de 3.000 metros cuadrados.

Estebaranz también ha subrayado que el stock de oficinas se mantiene en los mismos niveles que el año pasado: “la menor promoción y el cambio de uso de edificios que ya no cumplen su función como oficinas, principalmente hacia el sector living, va a ayudar a equilibrar el mercado”. La disponibilidad ha bajado hasta el 9,57% de media, dentro de la M-30 ha bajado del 4%, mientras que fuera se sitúa en torno al 13%. Las rentas teóricas mantienen la tendencia al alza en el centro de la ciudad, y por primera vez consolidan esta misma tendencia fuera de la M-30 en los mejores edificios y zonas.

En Madrid, la contratación ha ascendido a 149.000 m2, un 11,6% más; y en Barcelona se han alquilado 102.700 m2, lo que supone un alza interanual del 62%, según Savills

Contratación en Barcelona

En Barcelona, la cifra de 102.700 metros cuadrados en el primer trimestre, está sensiblemente por encima de la media trimestral de los últimos años (de 60.000 metros cuadrados en 2023 y de 82.000 metros cuadrados en los dos años anteriores) y de las más altas registradas desde 2019.

Natalia Montal ha explicado que la contratación ha comenzado a equilibrarse entre centro ciudad y nuevas áreas de negocio (NBA), que han alcanzado un 43%. El 22@, en particular, concentró el 27% de la actividad en la ciudad.

En total, se han cerrado 85 operaciones, una de ellas de más de 10.000 metros cuadrados, otra de más de 5.000 metros y cinco de más de 3.000 metros cuadrados. En todo el año pasado, sólo hubo ocho grandes operaciones en la ciudad. “Esto demuestra que las compañías recuperan la confianza en los espacios de trabajo”, ha destacado Natalia Montal.

El stock en la Ciudad Condal asciende a 6,68 millones de metros cuadrados, con un alza interanual del 2,2%, y la desocupación se sitúa en el 12%. “El año pasado alcanzamos el pico de desocupación y este trimestre empezamos a ver la tasa de disponibilidad empezar a disminuir ayudada por la ralentización de la nueva promoción”, ha estimado la ejecutiva.

Buenas perspectivas de inversión

El buen desempeño del mercado de usuarios se trasladará también a la inversión, ha anticipado el director ejecutivo de la división de Oficinas en Savills España. “Prevemos una vuelta de verano muy intensa, con mucha actividad en el mercado”, ha avanzado Hipólito Sánchez, quien ha señalado que “mientras el inversor institucional empieza a mirar de nuevo oficinas y empiezan los procesos ordenados previstos para el segundo semestre, veremos todavía cambios de uso y hay un momento de oportunidad para comprar activos en buenas ubicaciones para inversores privados”.

En el primer trimestre, la actividad en inversión en oficinas permite situar las rentabilidades prime en el 5% tanto en Madrid como en Barcelona tras todavía pocas operaciones core en ubicaciones consolidadas.