En portada Mercados

El capital nacional acapara la mitad de la inversión inmobiliaria en España entre enero y marzo, según CBRE

El volumen de inversión inmobiliaria en España en el primer trimestre del año se situó por encima de los 2.100 millones de euros, según datos de CBRE. Casi la mitad de la inversión proviene de capital nacional, con el 49%, seguido del capital sudafricano (14%) y de UK (13%). En cuanto al perfil de los inversores, los inversores privados y los family offices, menos dependientes de la financiación, siguen siendo los más activos, concentrando el 19% del total en el primer trimestre del año.

Por ubicaciones, Madrid y Barcelona han concentrado el 49% de la inversión total, seguidas de Comunidad Valenciana e Islas Canarias, con un 10% en ambos casos. Así, los destinos más secundarios continúan demostrando su atractivo, concentrando más de la mitad de la inversión y aumentando su representatividad frente al primer trimestre de 2023, cuando suponían poco más del 45% del total invertido.

La cifra de inversión registrada en el primer trimestre está por debajo de los casi 2.900 millones del mismo periodo del año anterior, sin embargo el segundo y tercer trimestre de 2023 fueron más contenidos con volúmenes similares a los observados en este primer trimestre del año Pese a que a nivel europeo la caída registrada ha sido menor (-7% vs 1T23), algunos países destacados como Alemania (-21% vs. 1T23) o Francia (-52%. vs 1T23) han experimentado descensos  similares e incluso superiores a la caída observada en España.

Los inversores privados y los family offices movieron el 19% del total invertido en el primer trimestre

En el plano internacional, y a pesar del contexto macro, España destaca en el ranking de los diez países europeos más atractivos para los inversores en 2024, manteniéndose en cuarto lugar y solo por detrás de Reino Unido, Alemania y Polonia, según la European Investor Intentions Survey 2024 de CBRE. Además, es el único país que cuenta con dos ciudades en este ranking, demostrando las buenas previsiones del sector inmobiliario español: Madrid escala hasta el tercer puesto mientras que Barcelona ocupa el séptimo lugar en el top 10 de ciudades europeas preferidas para invertir.

“A pesar del descenso registrado, esperamos que el crecimiento económico siga ganando dinamismo, especialmente en la segunda mitad del año una vez se confirme el inicio de los recortes de los tipos de interés por parte del BCE en verano. En cualquier caso, el principal riesgo macroeconómico es el contexto geopolítico, marcado por la dinámica global de elecciones y conflictos armados, explica Miriam Goicoechea, Head de Research en Iberia de CBRE.

Analizando los volúmenes por tipología de producto, el segmento de Retail y el Hotelero concentraron el 63% del total transaccionado. En el primer trimestre del año, el sector Retail lideró la inversión inmobiliaria en España, representando el 36% del total (casi 760 millones de euros) y triplicando el volumen invertido en el mismo período del año anterior. Destacan las transacciones en Centros Comerciales: Isla Azul, Salera o H2O.

El sector hotelero ocupó el segundo lugar, concentrando el 27% de la inversión total. El sector Living (residencial en alquiler, residencias de estudiantes, flex living y senior living) se sitúo en tercer puesto del ranking con casi 400 millones, representando el 18% del total invertido. Le siguieron los sectores de Industrial (8% y 160 millones) y oficinas (7% y 140 millones). Desataca además el creciente interés en la compra de activos para cambio de uso (muy ligado en cualquier caso al marco regulatorio de cada localidad), y la compra de activos por parte de ocupantes para uso propio, especialmente en el segmento de oficinas con algunas operaciones relevantes en este primer trimestre del año.

Madrid y Barcelona han concentrado el 49% de la inversión, seguidas de Comunidad Valenciana e Islas Canarias, con un 10%

En 2023, la incertidumbre y el aumento de los tipos de interés llevaron a un aumento generalizado de las rentabilidades prime en todos los sectores. Sin embargo, en 2024, se observa estabilidad, con un mínimo ajuste de +5 puntos básicos en el caso de las oficinas, que también muestra ya signos de estabilización. Dada la escasez de comparables y la coexistencia de diferentes velocidades de mercado, con operaciones de bajo y alto volumen y diversas necesidades de financiación, la rentabilidad prime mantiene un carácter muy teórico.