Noticias Oficinas

Ibervalles vende a Serris Reim por 18,5 millones un edificio de oficinas en Palma de Mallorca

Ibervalles anuncia la venta a Serris Reim del edificio de oficinas Reina Constanza, ubicado en Palma de Mallorca, por 18,5 millones de euros. Una operación que la socimi enmarca en su estrategia de rotación de activos no estratégico.

La socimi explica que el inmueble está situado frente al puerto deportivo de Palma de Mallorca. Cuenta con 6.492 metros cuadrados -distribuidos en 10 luminosas plantas con una superficie media de 500 metros cuadrados y dos amplias terrazas para el disfrute de los usuarios-, 87 plazas de aparcamiento y una ocupación del 100%. Y subraya que “la construcción del nuevo Club de Mar frente al edificio y la remodelación del paseo marítimo elevará el atractivo turístico de la zona, impulsará el desarrollo económico y la calidad de vida de sus habitantes”.

CG Capital Europe ha sido el asesor inmobiliario del vendedor en la operación de compraventa del activo. Además, Watson Farley & Williams ha asesorado a Ibervalles Socimi, vendedor, y CMS Albiñana & Suárez de Lezo a Serris Reim, el comprador.

Con esta operación, la cartera de Ibervalles cuenta con 14 activos inmobiliarios, cuyo valor alcanza los 340 millones de euros, y tiene previsto invertir más de 210 millones antes de finalizar 2025. Mientras que Serris Reim supera los 135 millones de euros en activos bajo gestión en España, consolidando así su presencia en el mercado nacional.

“La desinversión del edificio Reina Constanza supone un paso más en nuestra estrategia de rotación de activos a corto y medio plazo, aunque seguimos centrados en la búsqueda de oportunidades value added con un alto potencial de reposicionamiento y revalorización”, ha afirmado Javier Isidro Mosquera, director general de Ibervalles.

Por su parte, Gorka Iturzaeta, Head of Real Estate de Serris Reim, ha destacado que “esta inversión en oficinas en Palma constituye una alternativa estratégica a los mercados de Madrid y Barcelona. La ubicación ‘prime’ en el paseo marítimo de Palma es especialmente atractiva para empresas internacionales que se potenciará con la finalización de las obras del nuevo Club de Mar”.