En portada Oficinas

Garrigues alquila a Mutua Madrileña los 20.298 m2 de las Torres Colón

El bufete de abogados Garrigues ha alquilado íntegramente las emblemáticas Torres Colón, en pleno centro de Madrid. La firma internacional de servicios legales y fiscales ocupará la totalidad del edificio propiedad de la Mutua Madrileña, que cuenta con una superficie de 20.298 metros cuadrados distribuidos en 30 plantas, así como con un parking con 123 plazas, en una operación en la que CBRE ha asesorado a los propietarios del inmueble.

El contrato de alquiler, firmado por 12 años, permitirá a la firma de abogados trasladarse a su nueva sede una vez hayan finalizado las obras de rehabilitación y reforma que se están realizando en las torres y que están a punto de culminar, según informa Mutua Madrileña.

El proyecto de remodelación de las Torres Colón es el tercero que afrontan las torres en sus 50 años de vida. Ha sido diseñado por el estudio luis vidal + arquitectos y gracias a este proceso se ha potenciado la solución estructural suspendida diseñada por el ingeniero Javier Manterola, que ahora se refuerza y cobra mayor visibilidad con las nuevas soluciones realizadas.

El bufete se trasladará al inmueble cuando concluya su rehabilitación que lo convertirá en la primera torre de negocios de España con la consideración de Edificio de Consumo Casi Nulo (ECCN)

El edificio, obra del arquitecto Antonio Lamela, mantiene por lo tanto los elementos que conforman la estructura suspendida en su integridad, integrándolos en el nuevo diseño de la arquitectura exterior para, de esta forma, adaptarlo a las necesidades del siglo XXI.

Las obras permitirán dotar al edificio de instalaciones de última generación en eficiencia energética y sostenibilidad, lo que le convertirá en la primera torre de negocios de España con la consideración de Edificio de Consumo Casi Nulo (ECCN), según las Directivas Comunitarias 2018/844 y 2012/27.

Torres Colón solo utilizará energía eléctrica de origen renovable. Además, consumirá un 60% menos de energía que un edificio convencional, lo que le permitirá generar prácticamente cero emisiones de CO2, frente a las alrededor de 1.000 toneladas anuales de CO2 que puede emitir un edificio convencional de similares características. Por otra parte, casi el 10% de la energía que consuma será generada en el propio edificio.

Este excepcional comportamiento medioambiental será posible gracias al aislamiento de su fachada y a la autogeneración de energía de su innovador sistema de trigeneración, que permitirá producir agua fría para cubrir las necesidades de las instalaciones de climatización, autogenerar electricidad para el consumo del inmueble y devolver a la red el excedente de producción.

Los edificios identificados con las siglas ECCN son aquellos que tienen un nivel de eficiencia energética muy alto porque requieren una cantidad de energía muy reducida para funcionar y porque parte de esta energía se autogenera en los mismos.

Igualmente, Torres Colón tcontará con la certificación Well, basada en la implementación de las mejores prácticas en diseño y construcción que ponen especial atención a todo lo relacionado con la salud y el bienestar de las personas que trabajarán en el edificio.

El inmueble obtendrá asimismo la certificación Leed, que acredita que el inmueble se ha construido y diseñado según los estándares internacionales más exigentes en materia de sostenibilidad y eficiencia.

Además, también permitirá disponer de altos niveles de seguridad, confort acústico y térmico, así como garantizar el acceso a iluminación natural y el control del deslumbramiento, generando ambientes sanos que garanticen la máxima eficiencia del edificio y de calidad de vida de las personas que trabajan en él.

Torres Colón, con 117 metros de altura, es uno de los edificios más altos de la capital y pertenece a Mutua Madrileña desde 1995, cuando fue adquirido al grupo inglés Heron International.