Los precios de la vivienda en alquiler subirán más del 6% en 2022 por una oferta en mínimos

La disminución de la oferta de vivienda en alquiler en España provocará un repunte de los precios del alquiler de más del 6% a lo largo del año 2022, según un estudio de UVE Valoraciones. Esta tasadora achaca el encarecimiento de las casas en arrendamiento a un disminución progresiva de la oferta hasta alcanzar las 64.596 viviendas en abril de 2022, el “mínimo absoluto” desde el inicio del actual ciclo económico, que comenzó en 2014”.

Según Germán Pérez Barrio, presidente de UVE Valoraciones: “El hecho de que los precios de compra se hayan comportado casi como si la pandemia no hubiera existido puede deberse a que la adquisición de vivienda tiene un matiz de inversión a largo plazo que ha resultado ser un antídoto contra unos efectos económicos que se prevén pasajeros, al confirmarse que la economía se recupera tras la Covid 19”.

Evolución de los precios del alquiler

Desde el inicio del actual ciclo económico, que comenzó en 2014, los precios del alquiler se mantuvieron apenas sin cambios hasta enero de 2016. El precio en octubre de 2014 era de 7,3 €/m2 y, a partir de ese momento, subieron con rapidez hasta alcanzar un máximo de 11€/m2 en mayo y agosto de 2019. En noviembre de 2019 bajaron levemente a 10,8€ y en marzo de 2020, coincidiendo con el inicio del confinamiento, subieron discretamente hasta los 11,2€/m2. Después, durante los primeros meses de la pandemia, los precios del alquiler siguieron subiendo hasta alcanzar su máximo*, en septiembre de 2020, con 11,5€/m2, para luego bajar hasta un mínimo relativo, en octubre de 2021. Y desde entonces, volvieron a experimentar un repunte hasta alcanzar los 10,9€/m2, en abril de 2022. Así se concluye que, tomando como referencia estos precios del alquiler medio del país a abril de 2022, si bien el incremento respecto al mismo periodo del año anterior es del +1,1%, el aumento desde marzo de 2022 es del +1,2% y la evolución frente a enero de este año del +2,2%.

El comportamiento de las ofertas, clave

Las ofertas, al inicio del ciclo, justo en el cuarto trimestre de 2014, eran 154.157 viviendas disponibles y no dejaron de disminuir hasta alcanzar un mínimo en el último trimestre de 2017, de 72.634. Esto representa menos de la mitad de ofertas de viviendas disponibles para el alquiler en tres años. Y entre el cuarto trimestre de 2017 y el primero de 2020 se estabilizaron entre 72.639 y 95.327, alcanzando en el momento de confinamiento 84.209 ofertas. A partir del confinamiento, estas subieron muy rápido, hasta un máximo de 141.412 en el último trimestre de 2020, por el traslado de viviendas destinadas del alquiler turístico a la renta por meses. Finalmente, disminuyeron progresivamente hasta alcanzar 64.596 en abril de 2022, el mínimo absoluto de la serie.

La clave para que los precios del alquiler suban es que las ofertas disminuyan. Y es que, cuanto más disminuyen las cifras de ofertas, más suben los precios de alquiler dos trimestres después. Y viceversa: cuanto más aumentan las cifras de ofertas, más bajan los precios de alquiler seis meses después. Según un modelo de predicción de UVE Valoraciones, que pronostica los precios en función del número de ofertas y del IPC, los resultados de la predicción es que los precios de alquiler subirán con fuerza en los siguientes meses.

Situación muy dispar entre municipios

Observar las estadísticas nacionales demuestra que las realidades son muy distintas entre unas zonas geográficas y otras, y que la situación económica de cada municipio tiene mucha influencia. Tomando como referencia los 250 municipios más poblados de España se ve que la mayor disminución de las ofertas se da en Barcelona, con un -43,56% frente a -30,85% en Madrid. En cambio, ambas ciudades van acompañadas de una mayor recuperación del precio medio del alquiler desde el mínimo de la pandemia, que fue del 13,79% en Barcelona y del 4,83% en Madrid.

En cuanto a los precios de alquiler, las mayores bajadas desde el máximo anterior a la pandemia en municipios se dieron en Eivissa (-34,96%), Isla Cristina (-34,02%), Almonte (-31,37%) y Ciempozuelos (-30,17%). Por el contrario, las mayores subidas se experimentaron en Torre-Pacheco (19,82%), Alcantarilla (18,85%), Ontinyent (17,63%) y Vícar (17,32%). En el caso de las provincias, las mayores subidas desde el mínimo al inicio actual se dieron en Lérida (87,38%), Manacor (86,34%), La Pobla de Vallbona (82,97%) y Estepona (82,78%) y las menores en Langreo (2,67%), Isla Cristina (3,04%), Leioa (11,76%) y Melilla (12,76%). La media nacional representa una reducción del precio del alquiler del -7,63%.

En referencia a las ofertas, las mayores bajadas desde el máximo anterior a la pandemia en municipios se dieron en Cuenca (-92,94%), Olot (-91,43%), Salt (-90,48%) y Onda (-90%). Las mayores subidas fueron en Arganda del Rey (56%), Torre-Pacheco (53,85%), Palencia (42,14%) y Ontinyent (40%). Y en el caso de las provincias, las mayores subidas desde el mínimo al inicio actual se dieron en Cuenca (-72,81%), Ciudad Real (-67,31%), Lérida (-66,22%) y Guadalajara (-55,9%) y las menores en Las Palmas (171,51%), Palencia (162%), Málaga (94,47%) y Santa Cruz de Tenerife (67,33%). La media nacional, en el caso de las ofertas, es del -41,81%.

Las cifras muestran que la evolución de los precios y el número de ofertas relacionadas no depende de la zona geográfica, sino que en cada municipio dicho comportamiento está ligado a la evolución de ofertas de alquiler, independientemente de su emplazamiento en el territorio nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.