Empresas Noticias

Sareb cierra un año récord de ventas y eleva sus ingresos hasta los 2.748 millones en 2023

Los ingresos de Sareb se elevaron hasta los 2.748 millones en 2023. Esto se traduce en un incremento del 16%, gracias al récord en la venta de activos, con 36.690 unidades vendidas –un aumento del 35% frente a las 27.090 unidades del año anterior–. Estos resultados han sido posibles gracias al crecimiento de las ventas de activos terciarios, obras en curso y suelos, así como de las viviendas de obra nueva de Árqura Homes.

“Sareb ha vendido este año 10.500 viviendas, a un precio medio de 90.000 euros, a través de canales minoristas, de los que un 90% a particulares. Es un dato que nos enorgullece porque ha consolidado a la compañía como un gran actor del mercado residencial en España y porque, con esas ventas, Sareb pone a disposición de la sociedad viviendas en condiciones asequibles”, explica Javier Torres, presidente de Sareb.

Asimismo, se ha consolidado el principio de utilidad social de la compañía, con el desarrollo de actuaciones para impulsar el acceso a la vivienda de los ciudadanos. A cierre de 2023, Sareb contaba con 6.300 viviendas dentro de su Programa de Alquiler Social con Acompañamiento tras haber realizado 10.900 análisis de vulnerabilidad a personas que residen en sus viviendas. Más de la mitad de los hogares que ya cuentan con un alquiler social aprobado están participando en el Programa de Acompañamiento, con lo que más de 9.200 personas están colaborando de manera personalizada con los trabajadores sociales de Sareb para superar la situación de riesgo de exclusión social. Asimismo, otras 2.525 personas están incluidas en el Programa de Inserción Laboral puesto en marcha por la compañía para facilitar la incorporación al mercado laboral de las personas que regularizan su situación en viviendas de Sareb.

“El programa de alquiler social con acompañamiento que promueve Sareb permite apoyar a las familias que se comprometen en la mejora de su situación socioeconómica, beneficiando también a Sareb al generar ingresos y evitar el deterioro de su parque de viviendas y del entorno”, añade Torres.

Adicionalmente, Sareb ha seguido reforzando su colaboración con las Administraciones Públicas con la cesión de cerca de 1.700 viviendas para la ampliación de sus parques de viviendas sociales. A esto se añade la venta de 350 viviendas a 18 administraciones autonómicas y locales y la puesta en marcha de un programa para la venta en condiciones ventajosas de suelos a Ayuntamientos para fines sociales.

Una de las áreas de Sareb de mayor crecimiento es su promotora, Árqura Homes, que en 2023 duplicó las entregas de vivienda frente al año anterior. En total, se vendieron 1.620 viviendas, frente a las 897 del 2022, lo que permitió elevar sus ingresos hasta los 394 millones de euros en 2023, un 85% superior a los de 2022.

En el área de préstamos, los ingresos obtenidos por su gestión y venta en 2023 fueron un 7,2% menores que en el año anterior, dentro de la evolución lógica de esta cartera, que cada vez va teniendo menos peso. A cierre del año, la aportación de los activos financieros representaba algo más del 23% del volumen total de la cifra de negocio de Sareb. Fruto del trabajo de la compañía, la cartera de préstamos de Sareb se redujo el pasado año un 18,6% frente un año antes, hasta los 8.795 millones de euros.

Amortización de 1.068 millones de deuda

La evolución positiva de los ingresos de Sareb en 2023 ha permitido la cancelación de 1.068 millones de euros de deuda avalada por el Tesoro con cargo a los resultados del pasado ejercicio. Desde su creación, en noviembre de 2012, Sareb ha logrado amortizar más de 21.000 millones de euros de deuda.

Al cierre del ejercicio 2023, la compañía registró un resultado negativo de 2.198 millones de euros, debido principalmente a la diferencia entre el valor contable de los activos (precio al que éstos se traspasaron en 2012 y 2013) y su precio real de venta en el mercado, así como al aumento de gastos financieros que se elevaron a 861 millones de euros.

Por otra parte, Sareb está realizando un importante esfuerzo en contención de los gastos. A pesar del incremento de la actividad, los gastos de gestión, comercialización y mantenimiento se redujeron en 2023 hasta los 588 millones de euros, un 4% inferior al año anterior. Un 27% de esos gastos son impuestos, un 24% gastos de comunidad de vecinos, un 18,8% mantenimiento y cerca del 9% seguridad y vigilancia de los inmuebles.

La compañía ha continuado potenciando reducciones significativas de los costes de estructura con una reducción de 21 millones de euros respecto a 2022, lo que supone un ahorro del 30% en esta partida.

En relación con la composición de la cartera, frente al punto de partida en el que el 78% eran activos financieros y el 22% eran activos inmobiliarios, en la actualidad, el balance de la compañía se compone de un 38% de préstamos y un 62% de inmuebles.

Venta de activos

Dentro del área de desinversión de activos no residenciales de la compañía destacaron las ventas de activos terciarios, que crecieron un 16% frente al año anterior gracias al interés que despertaron los locales y naves industriales. También fue muy relevante el impulso que tomaron las ventas de obras en curso paradas, con un crecimiento tres veces superior al de 2022.

Las ventas de suelo crecieron un 1%, llegando a los 315 millones de euros, y se logró un crecimiento positivo en un año en el que el mercado español ha sufrido un retroceso significativo.

Buena parte del trabajo de Sareb consiste en transformar los préstamos que heredó de la crisis financiera en activos inmobiliarios líquidos para proceder a su venta.

La consolidación de los nuevos servicers, que fueron contratados en el año 2022, permitió que la actividad de estos proveedores volviera a funcionar al 100%, lo que impulsó las ventas durante el segundo semestre del año.