La Real Fábrica de Paños de Brihuega se transformará en un moderno hotel balneario

Castilla Termal Hoteles procede a la remodelación del histórico edificio que alojó la Real Fábrica de Paños de Brihuega, para convertirlo en un hotel de 4 estrellas con 76 habitaciones, un balneario con las más modernas instalaciones termales y un restaurante, que abrirá sus puertas el próximo año.

El proyecto, que requiere una inversión de 12 millones de euros, pondrá en valor el edificio histórico de Brihuega declarado Bien de Interés Cultural en el año 2002 y transformará la Real Fábrica de Paños en un centro de interés turístico de primer orden. Con las nuevas instalaciones, que se suman a las otras cuatro ya existentes (el Balneario de Olmedo, el de Solares, el de Burgo de Osma y el del Monasterio de Valbuena), Castilla Termal se posiciona a la cabeza del termalismo en España, al tiempo que satisface una demanda histórica de Brihuega y de toda la provincia de Guadalajara.

Castilla Termal Hoteles invertirá 12 millones en la remodelación del histórico edificio de la Real Fábrica de Paños de Brihuega

El grupo hotelero español, líder en termalismo de calidad orientado a la salud, la belleza, el bienestar y el ocio, está inmerso en un proceso de crecimiento que le llevará a abrir diez establecimientos en los próximos años con una inversión que rondará los 100 millones de euros. El primero de los hitos dentro de ese plan estratégico, será la próxima apertura del hotel balneario en la Real Fábrica de Paños de Brihuega, previsto para el verano que viene.

Tanto el alcalde de la localidad alcarreña, Luis Viejo, como la población briocense, se muestran entusiasmados con el proyecto, que consideran clave para el futuro del municipio porque se sabe va a generar muchos puestos de trabajo en la zona.

Castilla Termal está comprometida desde sus orígenes con la sostenibilidad entendida en el sentido más amplio, por lo que se ha sumado al Pacto Mundial por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Propugna la total eliminación de plásticos de un solo uso y la reducción de papel en sus instalaciones así como el fomento de la economía circular que aplica en el reciclaje y transformación de materiales susceptibles de tener una segunda vida, como la lencería y la ropa de uniformes o los jabones desechados por los huéspedes, y se muestra muy riguroso con la eficiente gestión de residuos.

También apuesta abiertamente por la gastronomía de kilómetro cero, que supone la potenciación de los recursos y los proveedores de la zona, lo que representa un claro compromiso en favor de los núcleos rurales en los que emplazan sus hoteles, el fomento del empleo local, el ahorro de la mayor cantidad posible de agua o la reducción de la huella de carbono.

Según Roberto García, fundador y director general de Castilla Termal Hoteles, cuyo gran objetivo es convertir edificios singulares y de gran valor histórico artístico en establecimientos para el deleite de los sentidos, la empresa procura reclutar alrededor de un 80% de sus plantillas entre los trabajadores locales, lo que vendría a suponer para Brihuega la generación de unos 60 puestos de trabajo directos y bastantes más indirectos.

La empresa se ha manifestado siempre en favor de la aplicación de políticas de igualdad y en ella las mujeres ocupan un 50% de los cargos directivos y suponen el 73% del total de la plantilla. Asimismo favorecen la conciliación laboral y familiar, facilitando al personal que consiga un equilibrio adecuado entre las necesidades personales y su desarrollo profesional dentro de la empresa.

Edificio de la Real Fábrica de Paños de Brihuega

Brihuega, situada a una hora de Madrid, es conocida como el jardín de la Alcarria y cuenta entre sus atractivos turísticos con un cada vez más cuidado patrimonio histórico y cultural. En los últimos años y durante el mes de julio, Brihuega congrega a ciudadanos de todo el mundo que quieren presenciar de cerca la espectacular floración de la lavanda, que impregna de un olor característico toda la comarca y tiñe el paisaje de un curioso y atractivo color violeta con tonos verdiazulados.

Hace unos años una nueva generación de agricultores jóvenes apuesta por la lavanda como posible alternativa a los poco rentables campos de cereales que tradicionalmente se venían cosechando en la comarca. Entonces se comprobó que no solo era un tipo de producción idónea para los campos que rodeaban el pueblo, sino que se fue convirtiendo en un excelente reclamo turístico de enorme potencial. Ahora ya se han plantado en la zona más de mil hectáreas de lavanda y se han establecido dos destilerías para la obtención de la esencia que después comercializan para la industria de la cosmética y perfumes. En la actualidad, Brihuega se ha convertido en uno de los grandes productores mundiales de esencia de lavanda, con el 10% de la producción total.

Historia

La Real Fábrica de Paños nace en 1750, cuando el rey Fernando VI quiso mostrar el agradecimiento de la corona al pueblo de Brihuega por el apoyo a la causa borbónica, construyéndola en un lugar alto, donde se hallaba la ermita de Santa Lucía y desde el que se divisa la vega del Tajuña.

La fábrica, una joya arquitectónica e industrial ejecutada por el arquitecto Manuel de Villegas, llegó a tener 100 telares y una reconocida fama en la producción textil durante el siglo XVIII. Fue saqueada durante la Guerra de la Independencia y usada como cuartel francés. En 1840 pasa a manos privadas, y se continúa fabricando hasta la guerra civil de 1936. El edificio se encontraba en un delicado estado de ruina avanzada, cuando el Ayuntamiento decidió comprarlo en 2017 para proceder a realizar una rehabilitación que finalizó en 2019.

En el proyecto que ahora desarrolla Castilla Termal tiene especial protagonismo el curioso edificio central que destaca estéticamente por su llamativa planta circular en la que estaban instalados los telares, con una gran puerta barroca que da acceso a un patio con capilla. Está rodeado de elegantes jardines decimonónicos de influencia versallesca, con fuentes de piedra, parterres, jaulas de inspiración oriental, cenadores y un gran mirador sobre el río.

Más información en la revista inmobiliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.