La inversión en oficinas de Barcelona alcanzó los 206 millones hasta marzo, un 42% más

La inversión en el mercado de oficinas de Barcelona en el primer trimestre del año alcanzó los 206 millones de euros, lo que supone un incremento del 42% respecto al mismo periodo del año pasado y el segundo mejor primer trimestre en doce años, según datos de CBRE.

“Se trata de una cifra positiva que refleja la fortaleza con la que entrábamos en 2020”, asegura Xavier Güell, director de Capital Markets de CBRE en Barcelona, que adelanta que, de cara al segundo trimestre “es previsible que disminuyan las cifras debido a la ralentización de la actividad producida por la epidemia del Covid-19”.

En el lado de la compraventa, las operaciones más destacadas en el mercado de oficinas barcelonés entre enero y marzo serían la compra, por parte de Aberdeen Standard, de un edificio en WTC Almeda Park por un importe de 60 millones de euros y la de Almogàvers 185, adquirido por Swiss Life, por 49 millones de euros.

Menor contratación

Por otra parte, la contratación de superficie de oficinas en la capital catalana se ha visto afectada un trimestre más por la escasez de producto de calidad vacante, un aspecto que viene caracterizando al mercado barcelonés de oficinas en los últimos años, y coyunturalmente, por el impacto de la propagación del Covid-19 durante el mes de marzo.

La contratación bajó un 68% por la falta de producto de calidad y el Covid-19

En concreto, se situó en 44.000 m² durante los tres primeros meses del año, lo que supone un descenso del 68% respecto al primer trimestre del año pasado, si bien hay que tener en cuenta que fue excepcional por el gran número de prealquileres registrados y que supuso la segunda mejor cifra trimestral para el mercado barcelonés en casi veinte años. Si comparamos con la media de los primeros trimestres de los últimos seis años la superficie contratada durante el primer trimestre se sitúa un 48% por debajo.

“Marzo suele ser el mes de mayor contratación del primer trimestre históricamente, ya que muchas operaciones se cierran antes de Semana Santa. Este año, a causa de la crisis sanitaria generada por la propagación del Coronavirus, en algunos casos los contratos se firmarán cuando se pasen las semanas de cuarentena mientras que en otros casos las decisiones de contratación de espacio se han aplazado hasta que haya más visibilidad sobre las consecuencias en el ámbito económico y empresarial”, añade Lindy Garber, directora de Advisory, Transaction Services & Investor Leasing de CBRE Barcelona.

Entre las operaciones de contratación más representativas cerradas en este primer trimestre se encuentran el alquiler de 3.000m² por parte de ISS Facility en el edificio Siemens de Cornellà de Llobregat; los 2.400m² en Torre BCN alquilados por parte de Banc Sabadell y el alquiler de 1.300m2 por parte de UST Global España en Torre Telefónica.

Espacios flexibles

Asimismo, en el mercado barcelonés de oficinas en este primer trimestre ha destacado el crecimiento en la contratación de espacios flexibles como alternativa de las grandes organizaciones ante la falta de producto en el mercado tradicional. “El nivel de desocupación en el mercado barcelonés sigue siendo cercano a cero y la calidad de los espacios y la flexibilidad que ofrecen este tipo de operadores son a día de hoy una alternativa muy atractiva para las empresas”, explica Garber.

Durante el último trimestre las rentas se han mantenido estables en los niveles máximos alrededor de los 28,00€ con los que cerró el ejercicio anterior. El crecimiento interanual se sitúa de esta manera en el 6,7% y acumula un 58% de crecimiento desde que en 2014 se alcanzara el mínimo del anterior ciclo. Este crecimiento está conducido principalmente por la escasez de producto disponible y la elevada demanda por la que viene caracterizándose el mercado barcelonés en los últimos años.

Actualmente hay casi 360.000 m² de oficinas disponibles en Barcelona, unos 4.000 metros cuadrados más que a cierre del trimestre anterior, lo que ha llevado la tasa de disponibilidad a aumentar ligeramente hasta el 6,2% desde el 6,1% a cierre de 2019. De todos modos, de esta superficie disponible apenas hay metros cuadrados en activos triple A.

“La oferta disponible debería aumentar con los 260.000m2 en construcción o rehabilitación en el mercado barcelonés y otros 400.000m² pendientes de empezar las obras, aunque es de esperar que varios de estos proyectos sufran retrasos respecto al plazo original como consecuencia del parón actual”, concluye Garber.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.