El hotel Dreams Calviá reabre tras una remodelación en la que se han invertido 27 millones

El recientemente reformado Dreams Calviá Resort&Spa arranca la temporada tras una inversión de 27 millones de euros. Un hotel de cuatro estrellas, propiedad de Hotel Investment Partners (HIP), compañía de inversión hotelera de Blackstone y propietario de hoteles del sur de Europa. Tras su renovación, el hotel estará operado con una marca de AMR Collection, gestora hotelera de Apple Leisure Group (ALG), parte de Hyatt. Dreams Calviá Resort&Spa ha conseguido la calificación “very good” del sello de sostenibilidad BREEAM, el certificado de referencia internacional en el ámbito de la edificabilidad.

Ubicado a tan solo cien metros del mar Mediterráneo, el objetivo de HIP en la transformación de este hotel era generar una oferta diferencial e innovadora para la zona de Magalluf, una de las de mayor afluencia turística de Baleares. Un reposicionamiento que ha supuesto la construcción de dos nuevos edificios; uno de 22 habitaciones donde se ubican las habitaciones premium y otro de 18. Además, se han renovado totalmente las instalaciones existentes de forma que el nuevo hotel cuenta con 391 habitaciones. Esta cifra es algo inferior a la que disponía antes de la reforma. La razón es que se ha aumentado la oferta de junior suite y suite considerablemente con la construcción de los dos nuevos edificios.

Apuesta por entretenimiento y bienestar

El nuevo Dreams Calviá ha contado para el diseño de las habitaciones y zonas comunes con el reconocido interiorista Jaime Beriestain. Apostando por el entretenimiento y el bienestar, dispone de zona wellness, gimnasio, club infantil, cuatro piscinas (una de ellas para niños), camas balinesas, varias terrazas, solarium y zona reservada solo para adultos.

Además se han incorporado nuevos conceptos gastronómicos, que van desde del buffet todo incluido hasta restaurantes a la carta o plazas abiertas donde es posible disfrutar de cocina en vivo con una propuesta amplia y variada. Dos restaurantes buffet, cuatro a la carta con oferta culinaria mallorquina e internacional, dos snacks y un food market configuran una propuesta de calidad y experiencias para el cliente, perfecta para unas vacaciones en familia o en pareja. El hotel cuenta además con servicios exclusivos para los clientes del Preferred Club.

HIP ha llevado a cabo una transformación integral, tanto del concepto como de la oferta, para una experiencia innovadora en la zona, destinada a un cliente lifestyle. Así, se han adaptado las instalaciones y aumentado la calidad del servicio para alinearlo con los estándares de la marca Dreams Resorts & Spas AMR Collection. La estrategia de HIP para activos como este, con tamaño y ubicación privilegiada, pasa por la creación de valor a través de un plan de inversión y gestión que permite el reposicionamiento del hotel, lo que repercute positivamente en el destino, objetivo compartido con ALG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.