Goya RE Gran Delfin
Hoteles Noticias

Goya Real Estate obtiene la licencia de construcción del rascacielos Gran Delfín en Benidorm

Goya Real Estate acaba de obtener la licencia de construcción para el proyecto Gran Delfín, en la localidad valenciana de Benidorm. Esta aprobación marca un hito clave que permite a Goya avanzar con la siguiente fase del desarrollo, llevando a la realidad la visión de un espacio único que combina la mejor parte de lo residencial y lo vacacional.

La licencia de construcción, emitida por las autoridades del Ayuntamiento de Benidorm tras un proceso riguroso y exhaustivo, valida la conformidad del proyecto con todas las normativas y regulaciones urbanísticas. Gran Delfín, situado en primera línea de la Playa de Poniente de Benidorm, ocupará el lugar del mítico hotel Gran Hotel Delfín, un icono de la ciudad inaugurado en 1963.

El edificio, de 158 metros de altura y 44 plantas, se alzará en el último solar edificable de Benidorm en primera línea de playa. Contará con un hotel equipado con servicios como sauna, spa, lobby, gimnasio, zona de yoga y pilates, espacios de coworking, jardines, sky gardens, pistas de tenis, club social, restaurante y piscinas. Además, dispondrá de 100 viviendas, cuyos propietarios también podrán disfrutar de los servicios del hotel, con la diferencia de que tendrán un hall con acceso independiente, piscina, sky gardens y zonas exclusivas para garantizar su privacidad y tranquilidad. Las viviendas contarán con licencias de uso turístico, que permitirá a los propietarios alquilarlas para todo tipo de estancias sin restricciones, generando una rentabilidad extra.

La estructura está pensada para todos los apartamentos tengan vistas al mar y que recuerden a la forma de dos velas unidas por un mástil y tendrá una innovadora integración con el entorno: dunas mediterráneas rodearán el edificio, creando armonía con el paisaje natural.

Gran Delfín se edificará según el certificado LEED Gold de sostenibilidad en España, con materiales y tecnologías eco-friendly, igual que su vecino, Delfín Tower. Este proyecto hotelero-residencial promete tener las mejores experiencias de la ciudad, por lo que contará con un auditorio y un beach club de mil metros cuadrados con acceso directo a la playa.