El coronavirus reducirá la venta de viviendas hasta un 25% llevándose por delante más de 10.000 agencias

Los informes sobre el futuro a medio plazo del sector inmobiliario, no son optimistas. Y un ejemplo son las cifras que maneja donpiso sobre el impacto que tendrá la crisis económica generada por el coronavirus en el mercado residencial: una caída de las ventas de vivienda de entre un 20% y un 25%, descensos del precio de las casas de hasta un 10% y la desaparición de hasta 15.000 agencias inmobiliarias, lo que supondría la destrucción de 35.000 puestos de trabajo.

Además de la caída en el número de viviendas transaccionadas durante 2020, donpiso prevé un descenso en el precio de la vivienda que oscilará entre un 8% y un 10% interanual a cierre de 2020. En este sentido, el estudio anticipa una disminución de la demanda, sobre todo en inmuebles del segmento de precios medio, medio-bajo.

Asimismo, también sufrirá una notable caída la demanda de segundas residencias y de viviendas vacacionales, debido, principalmente, a la severa reducción de la inversión extranjera en el mercado residencial español durante los próximos meses.

Donpiso prevé un descenso en el precio de la vivienda que oscilará entre un 8% y un 10% interanual a cierre de 2020

“Contemplando una vuelta a la actividad antes del verano, prevemos que, en el primer trimestre de 2021, el sector inmobiliario volverá a situarse en una fase expansiva real, impulsado por un fuerte crecimiento de la economía”, destaca Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso.

En cuanto al sector de la intermediación inmobiliaria, donpiso prevé que muchas agencias pasarán serias dificultades para mantener la rentabilidad de sus negocios, sobre todo, entre aquellas con escaso pulmón financiero y pocas capacidades para competir en un mercado más reducido y complicado.

Peligran 35.000 empleos

Como consecuencia de ello, “podrían desaparecer entre 10.000 y 15.000 agencias inmobiliarias en el mercado nacional, lo que supondría un aumento del desempleo en el sector de hasta un 25%, afectando a más de 35.000 profesionales”, lamenta Bermúdez.

En cuanto al mercado del alquiler,los expertos de esta red prevén que el COVID-19 no tendrá un gran impacto en el mercado del alquiler tradicional. Según el estudio de donpiso, la crisis perjudicará sobremanera al alquiler turístico y al mercado de segundas residencias, que podrían sufrir caídas de hasta un 30% en el número de transacciones y de entre un 15% y 20% en los precios.

Por último, la inversión inmobiliaria recuperará, en el último trimestre de 2020, la buena senda por la que venía caminando en los últimos años durante los últimos años. En esta mejoría serán determinantes la baja de precios prevista en el mercado, lo que generará atractivas oportunidades de inversión, y las facilidades que se darán para el acceso a financiación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.