Noticias Vivienda

Andimac estima que este año se reformarán 1,8 millones de viviendas, solo un 1% más que en 2023

La Asociación que representa a la distribución profesional de materiales para la edificación y rehabilitación (Andimac) estima que este año se reformarán 1,8 millones de viviendas, solo un 1% más que en 2023. Un ligero aumento que sortea la caída prevista en las compraventas de viviendas de segunda mano y que se debe tanto al envejecimiento del parque inmobiliario de la etapa del boom experimentado hasta 2008, hace 16 años, como a la previsión de una tendencia hacia patrones de consumo más estables tras los shocks generados tras la pandemia.

La patronal ha dado a conocer estos datos durante la presentación de su Observatorio 360, que recoge las previsiones para el sector y analiza el impacto de los fondos europeos. De acuerdo con este estudio, que la consultora Arthursen elabora cada año para la patronal, este año va a producirse una caída de los visados de rehabilitación del 8,5% -similar al de 2023-, un descenso que responde al fracaso de la canalización y ejecución de los fondos europeos NextGenerationEU. 

Nuevo Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana

En este sentido, Andimac no confía en que el nuevo Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana agilice las ayudas comunitarias para obras de reforma y rehabilitación, lo que preocupa especialmente teniendo en cuenta la situación de los hogares en España: el 83% de las viviendas no cumplirán con los requisitos mínimos en materia de eficiencia energética en tan solo 10 años. 

Igualmente, la patronal espera que la Administración Central, junto al resto de administraciones públicas, impulsen la elaboración de los Libros del Edificio, un documento técnico que incluye un diagnóstico de cada bloque de viviendas y un plan de actuaciones que ayudará a los propietarios a garantizar el buen estado del edificio para las próximas décadas, lo que evitará el peligroso envejecimiento del parque inmobiliario español. Y para ello, opina que la puesta en marcha de un Ministerio específico de Vivienda puede ser determinante.

Amenazas para los fondos europeos

Con respecto a los fondos europeos, Andimac opina que España está ante una oportunidad de oro para mejorar de forma clara la calidad del parque edificado en términos de prestaciones. Por este motivo, y con el objetivo de crear una cultura de la reforma entre las familias y las pequeñas comunidades de propietarios, en un contexto favorable gracias a las ayudas comunitarias, desde la patronal quieren potenciar la figura de los asesores en rehabilitación energética del canal profesional, quienes también podrían contribuir a ahuyentar las amenazas que se ciernen para la ejecución de los fondos europeos.

La patronal viene advirtiendo desde hace tiempo de las limitaciones del actual marco de regulación de las ayudas para la rehabilitación. Entre ellas, la enorme dispersión de las ayudas; la falta de actualización de sus niveles de intensidad estimados a los costes reales de los materiales y, a nivel de comunidades autónomas, las barreras detectadas ante la ausencia de preconcesiones que prolonga los tiempos administrativos, y no adelantar las ayudas a los propietarios pese a disponer desde hace meses de los recursos en tesorería, lo que impide incentivar la toma de decisión.

También advierte de que en el plano contable los fondos europeos dedicados para rehabilitación ya han sido ejecutados, aunque su efecto todavía no se ha trasladado a la economía real por dichas barreras. Y en este contexto incide en la necesidad de fomentar un acuerdo de Estado en materia de rehabilitación que garantice el cumplimiento de los objetivos acordados con Europa. 

Desde la Asociación agregan que, tras los fondos, España no puede asumir como país el riesgo de no impulsar medidas intensas en materia de rehabilitación edificatoria, lo que conlleva dotación presupuestaria directa (ayudas a las familias) e indirecta (incentivos fiscales). A su juicio, no hacerlo no sólo no permitirá cumplir los compromisos de descarbonización ligados al ahorro energético, sino que supone un riesgo creciente para la pérdida del valor de los inmuebles, donde reside el 70% del ahorro de las familias.

Menos gasto, obras más baratas

Por otra parte, Andimac prevé una ligera caída del gasto medio, hasta los 1.190 euros por hogar, lo que atribuye a las incertidumbres sobre la evolución económica y a los altibajos en el precio de los materiales. 

En este mismo sentido, teniendo en cuenta la caída de la demanda nacional en reforma, el asentamiento de los costes energéticos y la normalización de los costes y suministros de materias primas; la patronal prevé que las obras de reforma y rehabilitación sean este 2024 más baratas que durante el año pasado. 

En paralelo, la patronal sostiene que las tensiones inflacionistas de los últimos años han afectado de manera significativa al sector de la reforma y la rehabilitación, y que en última instancia podrían repercutir en los plazos de cobro, elevando el riesgo financiero y contemplando escenarios de impagos.

Caída del mercado del 1,5%

Así, el ligero avance en el número de viviendas reformadas junto con la disminución de los visados y del gasto medio augura una caída del valor del mercado de los materiales del sector de la reforma y la rehabilitación del 1,5%, que según Andimac podría mitigarse si se reactiva la actividad de rehabilitación o mejoran las perspectivas macroeconómicas, especialmente en la Unión Europea. En este sentido, recuerda que la reforma se ve afectada por la confianza de los consumidores en el futuro, como toda decisión de gasto en bienes de consumo duraderos.

Según el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, “el sector de la reforma y la rehabilitación será crucial para solucionar el problema de la vivienda que sufrimos en España, pues permite aumentar la oferta y relajar los precios en las zonas más tensionadas. Los fondos europeos nos brindan una oportunidad histórica que, sin embargo, corremos el riesgo de desperdiciar”.

Tags