Los inversores internacionales europeos huyen del riesgo inmobiliario por la pandemia

Menos riesgo, menos rentabilidad. Esta es la consigna que se está imponiendo en las estrategias de inversión de los principales fondos e inversores internacionales europeos, a causa de la crisis provocada por la expansión del Covid-19. De hecho, casi el 60% de los 150 inversores profesionales de Alemania, Francia y el Reino Unido encuestados por Union Investment para su estudio de panorama de inversión están aplicando actualmente dicha estrategia.

Esta posición de prudencia a la hora de afrontar inversiones inmobiliarias en el continente era solo seguida por el 35% de los inversores antes del estallido de la pandemia. En mercados como el Reino Unido, que ya arrastraba sus propias incertidumbres como consecuencia del Brexit y la crisis del retail, la seguridad es el principal motivo de inversión para el 79% de los encuestados.

No obstante, aunque los riesgos y la incertidumbre son evidentes en el actual escenario, el capital internacional seguirá buscando activos para comprar y solo el 5% de los inversores encuestados tiene la intención de evitar toda inversión inmobiliaria en el corto plazo.

Inversión sostenible

La pandemia de Covid-19 también ha provocado un cambio significativo hacia la inversión respetuosa con el medio ambiente por parte de los inversores institucionales. Según datos de Union Investment, el 54% de los encuestados planea destinar más recursos a inversiones climate-friendly. Además, el 49% de los inversores tiene como objetivo adquirir más activos core como resultado del virus, mientras que el 42% indica que invertirá más en sus mercados de origen.

La asistencia sanitaria y la logística son los sectores que despiertan más interés entre los inversores europeos en las actuales circunstancias. El 65% de los encuestados espera que se canalice más capital hacia este tipo de inmuebles.

“Ambos tipos de propiedades son menos propensos a las crisis y ayudan a estabilizar el flujo de caja en una cartera”, señala Olaf Janßen, director de Real Estate Research de Union Investment. Dicho esto, los activos residenciales se mantienen en la agenda del inversor internacional europeo: el 55% de los participantes de la encuesta anticipan un aumento de las inversiones en este segmento.

Recuperación a la vista

La mayoría de los inversores inmobiliarios europeos (57%) esperan que el mercado inmobiliario alemán se recupere más rápido de la pandemia del coronavirus. Los mercados de Berlín y Fráncfort, en particular, reciben una alta calificación de los encuestados: el 42% cree que la capital alemana se recuperará rápidamente, mientras que el 38% citó a Frankfurt. También se considera que los mercados inmobiliarios de París (30% de los encuestados), Londres (29%) y Estocolmo (23%) tienen buenas posibilidades de recuperación.

En cambio, Madrid (47%) y Barcelona (33%), junto con Milán (55%), se consideran los mercados que probablemente se verán más afectados por las consecuencias de la pandemia durante más tiempo.

“Alemania se beneficia de su fortaleza económica y la exitosa gestión de crisis del gobierno hasta la fecha. Berlín y Frankfurt, al igual que otras ubicaciones alemanas, tienen una modesta cartera de nuevos espacios de oficinas, lo que les brinda una buena oportunidad de volver a la normalidad más rápido ”, apunta Janßen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.