Mercados Noticias

Las perspectivas inmobiliarias mejoran durante el primer trimestre ante la expectativa de la bajada de tipos

El precio medio de la vivienda nueva y usada aumentó un 1,7% semestral y un 3,5% interanual en marzo, hasta los 1.868 euros por metro cuadrado, según el Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario de Sociedad de Tasación. Dicho estudio concluye además que las perspectivas del sector inmobiliario han mejorado durante el primer trimestre de 2024, en comparación con el anterior, ante la expectativa de que el Banco Central Europeo pueda relajar su política monetaria en los próximos meses.

El Índice de Confianza Inmobiliario que elabora Sociedad de Tasación experimenta un incremento interanual del 2,6% y trimestral del 4,5%

Y es que el Índice de Confianza Inmobiliario de Sociedad de Tasación ha experimentado un incremento interanual del 2,6% y trimestral del 4,5% hasta alcanzar los 49,1 puntos al cierre del primer trimestre de 2024. Destacando la tasadora que “si bien el resultado continúa nueve décimas por debajo del punto de equilibrio (50), supone una clara ruptura de la tendencia experimentada durante los últimos seis trimestres, que había estado marcada por un descenso continuado de este indicador”.

Por Comunidades Autónomas, ocho autonomías se sitúan por encima de la media nacional y siete por encima del punto de equilibrio. Entre las primeras se encuentran Asturias, Canarias, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Navarra, País Vasco, Baleares y Andalucía. Asturias registra el mayor optimismo (51,5 puntos), mientras que Extremadura está en el lado opuesto (44,6 puntos).

En tasa interanual, la mayoría de las autonomías registran repuntes en sus índices, que oscilan entre el 1,4% de País Vasco y el 7,5% de Asturias. Una situación que difiere de la experimentada por Islas Baleares, Aragón, Cantabria y Extremadura, las únicas regiones cuyos índices presentan descensos en el último año.

En lo que se refiere a los precios, el estudio indica que el precio medio de la vivienda nueva y usada ha alcanzado los 1.868 €/m² el pasado mes de marzo, tras registrar una variación anual positiva del 3,5% y semestral del 1,7%. Y Sociedad de Tasación prevé que esta tendencia de estabilización en la subida del precio medio del conjunto de la vivienda nueva y usada se mantenga durante los próximos meses. Po lo que prevé un precio medio de 1.883 €/m² para junio de 2024, lo que supondría un incremento anual del 3,5% y semestral del 1,7%.

La directora de Instituciones y Grandes Cuentas de Sociedad de Tasación, Consuelo Villanueva, ha concretado que “pese a la incertidumbre que todavía prevalece a nivel macroeconómico, motivo por el que continuamos en un escenario de restricción de crédito y de encarecimiento de la financiación, el optimismo en el sector inmobiliario ha aumentado durante el primer trimestre de 2024 ante la expectativa de que el Banco Central Europeo (BCE) pueda iniciar una relajación de la política monetaria probablemente a principios de la segunda mitad del año”. “Tanto es así que, en el momento en que se produzca la primera bajada de tipos, se espera que ello tenga un impacto positivo en los volúmenes de actividad tanto inmobiliaria como hipotecaria”, ha señalado.

Consuelo Villanueva ha destacado que durante el último trimestre las entidades financieras han abaratado ligeramente la financiación, en comparación con el anterior, principalmente por dos motivos: por la expectativa de bajada de tipos ya comentada, pero también como parte de su actual estrategia de mejora del saldo vivo hipotecario; en consecuencia, esto ha favorecido ligeramente el índice de accesibilidad de vivienda”.

El precio medio de la vivienda nueva y usada alcanza los 1.868 €/m² en marzo de 2024, tras una subida interanual del 3,5%

A su vez, respecto al precio de la vivienda nueva y usada, la directora de Instituciones y Grandes Cuentas de Sociedad de Tasación ha señalado que “su velocidad de crecimiento sigue ralentizándose, tras cuatro trimestres consecutivos de leves desaceleraciones en las tasas de crecimiento interanuales”. “El ciclo inmobiliario de la vivienda continúa aproximándose a un nuevo punto de inflexión, tanto por el lado de la actividad inmobiliaria —número de compraventas registradas en el mercado de vivienda nueva y usada—, como por la parte de los precios de la vivienda, que reflejan mayor resistencia a la baja, y que, en su caso, se materializan a través de menores incrementos de precios”, ha concluido.

Añadir comentario

Click para añadir comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.