En portada Mercados

La superficie visada para construcción se mantuvo estable en 2023, pese a la coyuntura económica

La superficie visada para construcción se mantuvo estable en 2023, a pesar de la complejidad de la coyuntura económica y social, la elevada inflación, el aumento de los tipos de interés y la incertidumbre generalizada, según el informe que ha presentado hoy el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE)

De acuerdo con las estadísticas de los Colegios de Arquitectos, el año pasado, se autorizaron 32.935.044 m2 para rehabilitación y obra nueva, un dato que supone un punto porcentual menos que en 2022.

2023 ha sido el mejor año para la gran rehabilitación de viviendas de la serie histórica, según el CSCAE

Dentro de este volumen global, el sector de la rehabilitación volvió a registrar las mejores cifras. En concreto, el número de viviendas visadas para gran rehabilitación aumentó un 9,4%, pasando de 34.525, en 2022, a 37.783 (+3.258). Se trata del mejor dato de los últimos cinco años. De hecho, según las estadísticas de visado de los Colegios de Arquitectos, desde 2019, el porcentaje de viviendas visadas para gran rehabilitación se ha incrementado un 48%.

En rehabilitación residencial, la superficie visada registró un crecimiento del 9,9%, con 4.541.483 m2 autorizados frente a los 4.132.844 m2 de 2022 y los 2.905.912 m2 de 2019 (+56,3%). En relación con la superficie visada con carácter no residencial, el aumento fue del 11,8%, pasando de 3.990.004 m2 a 4.460.332 m2 (+470.328 m2).

De forma global, la superficie residencial y no residencial visada para rehabilitación ascendió a 9.001.815 m2 (+10,8% respecto a 2022). Esta cifra representa un crecimiento del 27% respecto a 2019, lo que convierte a 2023 en el mejor año para la gran rehabilitación de viviendas de la serie histórica. No obstante, si se tienen en cuenta las necesidades de adecuación, conservación y mejora de la accesibilidad y de la eficiencia energética del parque edificado en España -uno de los más envejecidos del continente, con más del 50% de sus viviendas necesitadas de una rehabilitación-, los niveles siguen siendo insuficientes.

Evolución de la obra nueva en 2023

Como en los últimos cinco años (a excepción del anómalo 2020 debido a la pandemia de Covid19), el número de viviendas visadas de nueva planta, en 2023, fue 98.447. La cifra se ha mantenido en torno a las 100.000 unidades en el último lustro, si bien supone un descenso de entre el 7% y el 9% respecto a años anteriores: en 2019, se contabilizaron 106.040 viviendas (-7,2%); en 2021, 107.750 (-8,6%), y, en 2022, 105.686 (-6,8%).

Se visaron 98.447 viviendas de nueva planta, un 6,8% menos que en 2022

En conjunto, la superficie visada de carácter residencial y no residencial para obra nueva retrocedió un 5%, con 1.274.659 m2 autorizados menos que en 2022. Se ha pasado de 25.207.888 m2 a 23.933.229. De forma desagregada, la superficie residencial visada descendió un 7,2% hasta los 17.217.129 m2 autorizados en el conjunto del año frente a los 18.559.340 m2 de 2022. La superficie visada de carácter no residencial aumentó, sin embargo, un 1% (+67.552 m2), pasando de 6.648.548 m2, en 2022, a 6.716.100 m2, el año pasado. No obstante, estos datos no permiten establecer tendencias porque dependen de operaciones que son puntuales.