La pandemia y la escasez de oferta lastran la absorción en el inmologístico catalán que cae casi un 30% en 2020

El mercado logístico de Cataluña cerró el año 2020 con una caída del 29,4% en la superficie contratada, según datos de Savills Aguirre Newman. Así, en un año marcado por la irrupción de la pandemia del Covid-19, la consultora registró una absorción de 423.510 metros cuadrados en este mercado, frente a los frente a los 601.521 metros cuadros registrados en 2019.

Según datos de Savills Aguirre Newman, la absorción en el mercado logístico de Cataluña sumó 423.510 m² en 2020, lo que supone una caída del 29,4% respecto al ejercicio anterior

Para Gloria Valverde, directora del Departamento de Industrial y Logística de Savills Aguirre Newman Barcelona, en este retroceso en los niveles de absorción “ha influido el efecto que tuvo en el mercado el confinamiento por la pandemia del Covid-19”.

No obstante, tras esa primera etapa, “el sector se ha ido reactivando y, prueba de que la demanda sigue activa es que hemos mejorado el número de transacciones respecto al año anterior y la contratación se mantiene en unos niveles elevados”, añade. De hecho, desde la consultora destacan que el año pasado se cerraron siete operaciones de alquiler más que en 2019, pasando de las 61 firmas a un total de 68 alquileres de naves y espacios logísticos.

El grueso de la absorción se registró en la primera corona de Barcelona, donde se firmó el 56,85% del total de la superficie logística contratada. La segunda corona concentró el 14,16%, la tercera un 20,14%, y la zona centro absorbió el 8,85%.

En relación al cuarto trimestre de 2020, el mercado catalán contrató un total de 103.000 metros cuadrados, frente a los 132.000 materializados entre octubre y diciembre de 2019.

Siguiendo la misma tendencia de todo el año, la superficie media por operación ha disminuido desde los 9.861 metros cuadrados de 2019 hasta los 6.228 metros cuadrados de 2020, es decir un 36,84% menos.

No obstante, según los datos de Savills Aguirre Newman, el pasado ejercicio aumentaron las transacciones denominadas “Big Box”, es decir, con una superficie superior a los 20.000 metros cuadrados. En concreto, se realizaron un total de cuatro (un año antes fueron tres), que corresponden a Lidl, ID Logístic, Katoen y Amazon.

Demanda insatisfecha y escasez de oferta

Otro de los problemas que sigue afectando al mercado logístico catalán es la escasez de oferta disponible y adecuada a los requirimientos de una demanda que sigue apostando por este mercado.

En este sentido, Gloria Valverde constata que “el atractivo de Cataluña se mantiene entre los operadores e inversores tanto nacionales como internacionales y existe una demanda no satisfecha ante la dificultad de atenderla por la falta de producto y superficie disponible acorde a sus necesidades”.

Savills Aguirre Newman estima que el stock disponible en toda Cataluña se sitúa en el 3% y, concretamente en la zona centro y primera corona de Barcelona, apenas alcanza el 1,5%. Precisamente, ante la falta de producto, las rentas se han mantenido.

Para este ejercicio, “las previsiones de contratación para el sector logístico son optimistas”, afirman desde la consultora. En Cataluña, de la nueva oferta de superficie que se prevé que se incorpore al mercado, un total de 388.410 metros cuadrados, el 67,15% está pre-alquilada, señalan desde Savills Aguirre Newman. Asimismo, del nuevo espacio que incorporó el mercado en 2020, un total de 430.627, el 84% ya ha sido contrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.