La inversión logística en Madrid y Barcelona se dispara en el segundo trimestre

El interés inversor por los activos logísticos continúa siendo muy fuerte en nuestro país. La resiliencia mostrada por este sector en tiempos de pandemia y el incremento del ecommerce han provocado que el  volumen de inversión logística durante el segundo trimestre de 2021 alcance los 1.382 millones de euros, lo que supone un aumento del 750% respecto al periodo enero-marzo de este año; y que las compras de suelo superen los 119 millones, un 377% más, según un informe de la consultora JLL.

Los fondos siguen siendo los inversores más activos del mercado, aunque es la banca privada y el capital nacional los que han liderado la inversión logística de abril a junio, debido, principalmente, al cierre de la mayor operación logística de los últimos ejercicios: la compra de la macrocartera logística de Montepino por parte de Bankinter.

Madrid suma 615.862 m² contratados en los seis primeros meses de 2021, y Barcelona alcanza los 467.483 m²

En Madrid y su área de influencia, la contratación logística ha rondado los 207.400 metros cuadrados entre abril y junio de 2021, lo que supone una caída del 50% respecto a los tres primeros meses del año, cuando se produjo una importante operación, que supuso la ocupación de 86.000 metros cuadrados en Illescas (Toledo) por parte de Grupo Carreras. No obstante, respecto al segundo trimestre de 2020, la contratación ha subido un 103%.

En Barcelona, la contratación se ha situado en los 212.500 metros cuadrados, un 17% menos que en el primer trimestre de este ejercicio, pero un 200% más que entre abril y junio de 2020.

En total, Madrid suma 615.862 metros cuadrados contratados en los seis primeros meses de 2021, y Barcelona alcanza los 467.483 metros cuadrados.

Rentabilidades en niveles muy bajos

En cuanto a la tasa de disponibilidad, ha aumentado en ambas ciudades con respecto al trimestre anterior, hasta alcanzar el 8,46% en Madrid y el 2,33% en Barcelona. Sin embargo, el apetito inversor ha ido comprimiendo las rentabilidades hasta situarse en los niveles más bajos registrados por el sector: un 4,15% y un 4,1% en las zonas prime de Madrid y Barcelona, respectivamente, en el segundo trimestre.

De cara al futuro, JLL espera una mayor compresión de las rentabilidades a lo largo del año, y que siga la creciente demanda en torno a la logística urbana y el producto de última milla, así como por naves big-box y cross-docking.

Además, para 2021 y 2022, la consultora prevé que se añadan al mercado 808.600 metros cuadrados en Madrid y 377.000 en Barcelona de nuevo producto logístico en construcción.

Por último, espera que la presión sobre los alquileres, que han subido interanualmente un 3% y un 4,5% en Barcelona y Madrid, respectivamente, persista a lo largo de 2021, ya que se estima que la penetración del comercio electrónico se incremente todavía más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.