Los hoteles recuperan los ingresos y precios de antes de la pandemia pero no la ocupación

La industria hotelera ha recuperado a cierre de 2022 los ingresos y precios de antes de la pandemia, aunque la ocupación sigue de media 7 puntos porcentuales por debajo de la lograda en 2019.

Esas son algunas de las conclusiones del  Barómetro Hotelero, elaborado conjuntamente por STR y Cushman & Wakefield, que confirma el buen momento de forma de la industria hotelera con una reactivación prácticamente completa en la segunda parte del año, ya que los primeros meses de 2022 todavía se vieron afectados por la variante Ómicron. El estudio constata que la recuperación de ingresos y precios es prácticamente total y que la ocupación está mejorando paulatinamente.

En este sentido, la ocupación media en los hoteles españoles se ha situado en un 67,7% para el conjunto del ejercicio, lo que supone una mejora del 53% respecto al año pasado. Sin embargo, todavía es un 10% inferior a la cifra de 2019 (74,7%). Con la llegada de viajeros, tras el largo paréntesis provocado por la pandemia, la industria ha podido subir el precio medio por habitación y, con ello, el conjunto de los ingresos por habitación disponible. El RevPAR en España ha sido de 90,1€ (+84% respecto al cierre de 2021 y un 2% más que en 2019) mientras que el ADR llega a los 133€ (+20% respecto a 2021 y +12% si comparamos con 2019).

Málaga encabeza el ránking de ocupación con un 78,6% en el conjunto de los doce meses, seguida en la clasificación las Islas Canarias y Valencia, con un 74% de ocupación. Por su parte, Barcelona registra el mayor incremento en ocupación respecto a 2021 con un 76% más, mientras que Madrid también logra una subida notable del 58%. Ambas ciudades se benefician de la llegada del turismo internacional.

La ocupación media fue del 67,7%, lo que supone una mejora respecto al 53% de 2021, aunque está lejos de la cifra del 74,7% de 2019 que fue récord histórico

Para César Escribano, Country Manager de STR para España y Portugal, “de momento, la industria ha logrado una reactivación casi plena y, como vimos la semana pasada en Fitur, las expectivas son buenas para 2023 aunque, para una recuperación total, es necesaria la reactivación de mercados como el de China”.

Sobre esta recuperación, Bruno Hallé, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, opina que “el sector demuestra resiliencia ante las dificultades y se ha beneficiado en 2022 de una demanda deseosa de viajar. En 2023 esperamos también una evolución positiva en ocupación y precios pero con el reto de los costes operativos afectados por la factura energética y otras partidas fundamentales como el coste de personal y materia prima. De cómo se afronte esta realidad dependerán los resultados del ejercicio actual”.

Suben los precios

A lo largo de 2022, una vez han ido desapareciendo las restricciones a la movilidad se ha podido constatar que la demanda internacional sigue atraída por los destinos españoles. Esta llegada de viajeros ha posibilitado también que los precios medios por habitación alcancen los 133€ de media, una cifra que es un 20% superior a la de 2021 y hasta un 12% más que en 2019, que fue excelente. La demanda es robusta y, por tanto, podemos seguir viendo un incremento de precios motivado también por la inflación, alta en España igual que en los principales mercados emisores como Francia o Reino Unido.

Marbella es el destino con el mayor ADR alcanzando los 292€. A continuación, encontramos Baleares (172€), Barcelona (153€), Canarias y Madrid (ambos con 133€). Por el contrario, las ciudades con precios más bajos son Granada (88€) y Zaragoza (66€).

Para Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España “Los hoteleros hicieron un esfuerzo por mantener precios medios durante la mínima actividad de 2020 y 2021 lo que ha permitido alcanzar rápidamente los niveles de mercado que garantizan una buena actividad. La gestión de precios va a verse influida por la recuperación definitiva del segmento de lujo, especialmente proveniente de Asia y América, que todavía están lejos de los niveles de 2019, especialmente en lo referente a China”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.