La inversión hotelera movió 3.310 millones en 2022, un 2% más que en 2021

La inversión hotelera en España ha superado los 3.300 millones de euros en 2022, incrementándose ligeramente sobre el año anterior (+2%) y sustancialmente sobre el 2019 (+36%),según los últimos datos de CBRE. De esta cifra, alrededor de 3.100 millones de euros se corresponden a transacciones hoteleras, mientras que la diferencia se corresponde a apartamentos de corta estancia.

La consultora, que ha asesorado el pasado año la venta y en la búsqueda de operador de 7 hoteles, destaca que el ejercicio de 2022 cierra uno de los mejores años del sector hotelero, tanto a nivel operativo como transaccional, pese a la inestabilidad generada por los acontecimientos geopolíticos y macroeconómicos agudizados durante el segundo semestre del año. “Los datos de este año evidencian la consolidación de la recuperación del sector turístico tras la crisis de la Covid-19”, ha asegurado Jorge Ruiz, director nacional de Hoteles de CBRE.

El mercado transaccional cierra uno de sus mejores ejercicios y logra superar el 2021 a pesar del contexto actual de incertidumbre y de la ralentización de la actividad inversora en el segundo semestre

Sin embargo, el 2022 ha sido también un año de contrastes, con un primer semestre muy dinámico en transacciones y una segunda mitad del año de gran recuperación operativa, pero de moderación inversora. “Mientras que en la primera mitad del año la actividad operativa fue más moderada y la inversión batió récords, durante la segunda mitad muchos destinos han registrado ingresos históricos (no así de beneficios, debido al incremento de costes) pero la inversión se ha ralentizado”, ha añadido Gustavo Cumella, director de Hoteles en CBRE España.

En 2022, se ha destinado un 59% de la inversión a activos individuales, mientras los activos procedentes de carteras y portfolios han captado el 41% (similar al 40% registrado el año anterior). Por otro lado, y tal y como ya ocurriera en 2020 y 2021, los inversores se han decantado más por activos vacacionales (59%) frente a activos urbanos (41%).

Principales destinos

Baleares encabeza la lista de principales destinos este año, con un 27% de la inversión total y transacciones tan relevantes como el hotel Ikos de Mallorca (que se vendió junto al de Estepona), los cuatro hoteles vendidos por KKR en Mallorca e Ibiza y el 7Pines de Ibiza, entre muchos otros. Por otro lado, el segundo destino que ha concentrado más inversión hotelera ha sido Madrid (24%), donde hemos sido también testigos de importantes operaciones que han incluido la venta del 51% de los hoteles Rosewood y Bless, el Princesa Plaza, el Ayre Gran Colon, el Iberostar Las Letras o el Hard Rock.

En cuanto al perfil inversor, el mayor porcentaje proviene de inversores institucionales (50%), como el año anterior, seguido de los grupos hoteleros (23%), y los inversores privados, family office y empresas inmobiliarias o de otros sectores (24%).

Como en años anteriores, la categoría hotelera a la que más inversión se ha destinado este año son los hoteles de 4* (46%), seguido de los de 5* y Gran Lujo (33%).

Retos y previsiones

En opinión del director Nacional de Hoteles de CBRE: “El 2023 presenta importantes retos que nos llevan a mantener una visión de cautela. El conflicto Rusia-Ucrania, la presión al alza de los costes operativos, la merma de la capacidad adquisitiva de los viajeros, el aumento de tipos y de costes de financiación y, en general, un escenario generalizado de incertidumbre, anticipan una reducción de las tasas de ocupación debido al traslado del incremento de los costes a las tarifas y una posición de wait and see de muchos inversores. No obstante, España continúa siendo uno de los destinos preferentes tanto para turistas extranjeros como para inversores internacionales, que mantienen su confianza en el sector hotelero y su apetito por este asset class”.

Baleares y Madrid encabezan la lista de principales destinos con la mitad de la inversión total, según CBRE

CBRE prevé que en 2023 se sigan viendo algunas de las tendencias que venían consolidándose en los últimos años. “El crecimiento del segmento de lujo, más resiliente e inelástico; un aumento de las transacciones en formato de sale & lease; alianzas hoteleras entre grupos (como los casos de Iberostar con IHG y Palladium con Wyndham); un incremento de la aplicación de principios de ESG, y un protagonismo del inversor core, con menor coste de capital y menor dependencia de la financiación, serán algunas de las principales tendencias de este año”, ha añadido el director de Hoteles en CBRE España, Gustavo Cumella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.