Nyesa anuncia un patrimonio negativo de 10,1 millones y entra en causa de disolución

Nyesa Valores ha comunicado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que después de reclasificar el Proyecto Narvskaia en Moscú como activo inmobiliario y deteriorar su valor, las cuentas de 2019 de la sociedad registran un patrimonio negativo de 10,1 millones, por lo que se encontraría en causa de disolución.

Nyesa explica que el consejo de administración “guiado por un criterio de prudencia” ha decidido clasificar el Proyecto Narvskaia como una inversión inmobiliaria y deteriorar su valor por la diferencia entre el valor del proyecto de desarrollo que estaba registrado y el valor de mercado del activo en base al uso que tiene actualmente. Lo que ha provocado que en las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2019 que han sido publicadas en el día de hoy, se ha registrado un deterioro de 45.622 miles de euros del valor de la inversión financiera de la Sociedad en su filial Marma, S.A.

Modificar su convenio de acreedores

Por este motivo, el consejo de Administración informa a la CNMV que ha acordado promover la presentación ante el Juzgado de lo Mercantil de una propuesta de modificación de su convenio de acreedores tras la entrada en vigor de las medidas en materia concursal aprobadas por el Real Decreto-ley 16/2020, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al Covid-19.

La empresa recurrirá a una ‘operación acordeón’ (reducción y ampliación de capital) para salir de la causa de disolución por patrimonio negativo

“En consecuencia, la compañía está ultimando tanto la propuesta de modificación de su convenio de acreedores como el plan de viabilidad que la acompañará, con un nuevo planteamiento de quitas y esperas, y que a su vez incluirá una operación corporativa consistente en una reducción de capital mediante disminución del valor nominal de las acciones, junto con una ampliación de capital que revierta la situación de desequilibrio patrimonial”, añade la firma en su comunicado.

Cambio legislativo en Rusia

Nyesa explica a concepción inicial del proyecto Narvskaia en Moscú era rehabilitar un complejo de inmuebles industriales para desarrollar apartamentos para la venta, oficinas, apartamentos con servicios hoteleros, locales comerciales y plazas de aparcamiento, con una edificación total de más de 52 mil metros cuadrados. Un proyecto que compañía preveía desarrollar con recursos propios, ya que el flujo de caja proyectado no preveía la necesidad de financiación adicional. Sin embargo, un cambio legislativo en Rusia que entró en vigor el 1 de julio de 2019, hace que ya no resulte viable la autofinanciación del Proyecto con cargo a los anticipos de clientes, lo que conlleva unas necesidades de fondos propios que inviabilizan el desarrollo del Proyecto Narvskaia en el corto plazo, asegura la inmobiliaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.