Neinor Homes entra en el negocio del alquiler con una cartera de 1.200 viviendas

Neinor Homes entrará en alquiler de vivienda con la creación de Neinor Rental, una filial que construirá pisos para arrendarlos, según anunció el consejero delegado de la inmobiliaria, Borja García-Egotxeaga (en la imagen) en la presentación de sus resultados de 2019, ejercicio que cerró con un beneficio neto de 64 millones de euros, lo que supone un aumento del 28%.

La promotora inmobiliaria contará en una primera fase con 1.200 viviendas en alquiler, si bien aspira a hacerse con un parque de 5.000 unidades en un plazo de unos cinco años.

La entrada de la compañía participada por el fondo Orion en el mercado del alquiler se considera como una actividad totalmente complementaria al core business de la compañía, que seguirá siendo la promoción residencial.

“El lanzamiento de la actividad de alquiler, como complemento a nuestra estrategia de promoción de viviendas, permite a la compañía abarcar un gran abanico del mercado con enorme potencial y convertirnos así en la primera promotora en combinar ambos segmentos de negocio. Invertir en una unidad totalmente financiada estoy convencido que nos abrirá nuevas oportunidades de crecimiento, así como aportará mayor estabilidad frente a los ciclos de mercado”, a declarado el consejero delegado de Neinor Homes.

En concreto, Neinor Rental inicia su andadura con la construcción de los primeros 611 pisos, que espera tener listos para alquilar entre los años 2021 y 2022. Se construirán en suelos que ya tiene en Málaga, Valencia, y en las localidades madrileñas de Parla y San Sebastián de los Reyes.

Neinor asegura haber levantado 100 millones de euros de financiación con cuatro bancos españoles para construir estos pisos, a los que en los próximos ejercicios (entre 2023 y 2025) se sumarán otros 600, algunos de los cuales se ubicarán en el País Vasco y Cataluña.

Adelanto del dividendo

Neinor Homes cerró el ejercicio 2019 con unos ingresos de 489 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 28% con relación a la facturación de 2018. De la cifra lograda, 442 millones corresponden al negocio promotor -es decir, el 90% del total-, un 40% más que en el pasado año, mientras que 14,6 y 32,2 millones corresponden a las actividades de legacy y servicing, respectivamente.

Durante el pasado año, Neinor entregó y, por lo tanto, facturó 1.269 viviendas, en línea con el objetivo que se fijó en abril, tras revisar a la baja su plan de negocio original.

El margen bruto total se ha situado en el 32,8% (160,4 millones), mejorando el 31,9% registrado doce meses antes y, en el caso de la actividad de promoción, es del 30%. El EBITDA ajustado alcanza los 104 millones de euros, casi un 50% más con relación a 2018. “Una cifra muy por encima del compromiso adquirido por la compañía de cerrar el ejercicio 2019 con 70 millones de euros”, señalan desde la promotora.

En base a estos resultados, la inmobiliaria ha anunciado que adelantará un año el reparto de su primer dividendo. En concreto, abonará 0,51 euros brutos por acción en el primer trimestre de este año a cuenta del pasado ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.