Merlin Properties mantiene a Ismael Clemente como CEO aunque inicia un proceso de reforma de la gobernanza

El Consejo de Administración de Merlin Properties adoptó anoche  “por unanimidad iniciar un proceso de reforma de la gobernanza con el objetivo de mejorar la misma en interés de Merlin y de todos sus accionistas”, que por el momento no supone el cese de Ismael Clemente y su equipo directivo, según recoge el hecho relevante enviado anoche por la socimi a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En dicho comunicado a la CNMV, el Consejo de Administración su presidente y su consejero delegado, “reiteran su respeto mutuo y su expresa decisión de poner en marcha mecanismos precisos y medidas concretas para la gestión acorde con la mejor gobernanza de la Sociedad” y “manifiestan su rechazo de manera expresa al contenido de las noticias aparecidas en los distintos medios de comunicación durante los últimos días, y, en particular, aquellas descalificaciones contra determinados accionistas y consejeros de Merlin”.

Con este hecho relevante se pronunciaba el Consejo de administración de Merlin Properties tras una reunión extraordinaria, convocada de urgencia, después de que varios medios de comunicación informaran del supuesto interés de Banco Santander  —el mayor accionista de la socimi, ya que controla el 22% — en destituir a Clemente.

Tras conocerse la convocatoria del consejo, el equipo directivo y 185 empleados de la compañía hicieron público un manifiesto en la que expresaban su rechazo al cese de Clemente. En dicho manifiesto se comunicaba el “apoyo incondicional a los fundadores de la compañía, Ismael Clemente y Miguel Ollero, quienes junto a David Brush y algunos otros ejecutivos hicieron realidad este proyecto desde la nada en 2014”.

Con el título “No al feudalismo corporativo” en el manifiesto se aseguraba que “Merlin no se merece comportamientos abusivos y feudales por parte de accionistas minoritarios que pretenden ejercer el control mayoritario hurtando al resto de accionistas su participación en la toma de decisiones, ahorrándose de esta forma el pago de la prima correspondiente” y se reclamaba que “si algún accionista desea controlar Merlin habrá de formular la correspondiente oferta pública y pagar al resto de accionistas el valor justo de mercado”.  Y se anuncia que el equipo directivo “velará por los intereses de la Sociedad hasta el final, con el apoyo de la plantilla”. “No cederemos ante el abuso”, concluía la misiva.

Esa serie de acontecimientos se precipitaron después de que a primeras horas de la mañana de ayer, medios como Expansión y El Confidencial revelarán el conflicto existente entre el Banco Santander y el equipo de Ismael Clemente y desvelaran que en el Consejo de Administración del pasado miércoles, el presidente de la socimi y número tres de Santander, Javier García-Carranza, planteó la posibilidad de cesar al CEO.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.