“La sostenibilidad es y será uno de los valores estratégicos de Homm”

Entrevista con Roberto Beitia, director de Marketing y Comercial de Homm

Homm ha hecho suyo el reto del sector inmobiliario de apostar por la sostenibilidad y Roberto Beitia, director de Makerting y Comercial de la compañía, explica que lo hacen por partida doble. No solo fabrican viviendas eficientes, que reducen las emisiones de CO2 en su vida útil, sino que durante el proceso de producción se disminuye el agua utilizada y los residuos, unos residuos que además son entre un 900% y un 1.000% más reciclables.

La sostenibilidad siempre ha sido una de las señas de identidad más reconocibles de Homm, ¿por qué la compañía considera tan importante este aspecto?

Porque forma parte de nuestros valores. Desde el inicio, la sostenibilidad ha sido uno de los pilares fundamentales de la filosofía de Homm, y estamos muy orgullosos de ello. Creemos que es algo que beneficia a toda la sociedad, y es hacia donde está evolucionando todo el mercado en general, por lo que naciendo como nació Homm, con una vocación y previsión de crecimiento a largo plazo, nos parecía fundamental apostar por esta línea de desarrollo.

Desde el inicio, todas las viviendas que hemos entregado han sido diseñadas para obtener la certificación energética “A”, la más alta, años antes de que la normativa española lo exigiese, lo hicimos por convicción, porque creemos que la construcción tiene que contribuir a generar un entorno de vida más saludable y comprometido.

¿Qué implica la certificación energética A en materia de sostenibilidad?

Es un valor que determina el grado de eficiencia energética de una vivienda. Para poder calcularla, hay que tener en cuenta conceptos como el aislamiento térmico, la generación de calor, la climatización y el consumo del agua entre otros.

La letra A se asocia con las construcciones más verdes, ya que son aquellas que tienen menos de 50Kw/m2 de consumo energético anual. Que una vivienda tenga una calificación energética A supone, por ejemplo, que la casa tiene un buen aislamiento térmico, tanto al frío como al calor.

Cuando hablamos de ello como una prioridad estratégica es porque el 60% de la huella de carbono de un edificio se genera en el uso del inmueble durante su vida útil, por lo que a mejor certificación energética, menor impacto en el medio ambiente.

Entonces, ¿con vuestro sistema de producción de Homm se reduce el consumo en la vida útil de la vivienda?

Sí, se reduce en hasta un 40% la energía necesaria para la climatización de una vivienda y se incrementa en más de un 15% su eficiencia térmica. Además, también se reduce en un 15% el consumo de agua destinada al mantenimiento de la vivienda, debido a la reducción de ineficiencias fruto del control de calidad del proceso productivo.

Y gracias a que solo producimos viviendas eficientes, conseguimos reducir en un 30% las emisiones de CO2 en la vida útil.

Se reduce el consumo en la vida útil de la vivienda pero ¿también en el proceso de fabricación?

Desde luego, la producción en fábrica permite un gran control sobre los consumos y los residuos generados en la línea. Y más en nuestro caso, ya que al elaborar la totalidad de la vivienda, con todos sus elementos que salen desde fábrica, podemos influir muy positivamente en este aspecto, dado que se busca reducir al mínimo los trabajos en parcela.

Entre otras cosas, conseguimos reducir en más de un 20% tanto el agua usada en la fabricación como la generación de residuos. Esto es posible gracias a la optimización de los procesos de fabricación y a diseñar los elementos que componen la vivienda pensando en una reducción del desperdicio al colocar el material. Además, los residuos que generamos están sometidos a un proceso de gestión interno que permite reciclar 10 veces más que lo habitual y hacerlo, además, de forma eficiente.

¿Es la durabilidad un aspecto importante en materia de sostenibilidad?

Totalmente, y es un concepto que muchas veces se pasa por alto. El hecho de ser industrializado va a permitir que la calidad del producto que se entrega al cliente haya sido sometida a diferentes controles de calidad y de mejora del proceso, es decir, con un estándar de calidad constructiva muy alto. Esto es sinónimo de durabilidad.

En nuestro caso, el material principal que compone la estructura y los cerramientos de todas nuestras viviendas es el hormigón, un material que no necesita de justificación a la hora de hablar de resistencia al paso del tiempo. Podemos decir que va a conservar su estabilidad al menos un siglo y eso evita la necesidad de reposición de esa vivienda en menor tiempo, haciéndolo más sostenible.

Cuando se habla de industrialización, siempre se menciona la reducción de los plazos. ¿Cómo puede ayudar este concepto a ser más ecológicos?

En nuestro caso, al ofrecer una solución integral, somos capaces de reducir los plazos totales en los que entregamos los proyectos entre un 40% y un 50%, pero sobre todo, al llevar la vivienda en módulos con un alto nivel de acabado, el tiempo en parcela se reduce drásticamente.

Esto favorece al entorno y a sus habitantes ya que se generan entornos más seguros, con menos afecciones de ruido, tráfico, polvo, etc., que contribuye a crear ciudades y comunidades más sostenibles.

Estamos viendo como la sostenibilidad se ha convertido en tendencia global. ¿Cómo ve Homm el futuro?

Lo vemos indispensable, y sobre todo, con optimismo porque hemos dado pasos firmes en esa dirección desde siempre y nos encontramos en una buena posición para seguir apostando por ello y generando un impacto positivo.

No paramos de oír hablar de criterios ESG (medioambiental, social y corporativo, en inglés) y de ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y estamos orgullosos de poder decir que tenemos la oportunidad de generar un entorno de desarrollo y crecimiento muy sostenible.

Al poder actuar en la globalidad del proceso tenemos una gran oportunidad de contribuir positivamente:

  • Fabricando viviendas sostenibles que permitan mejorar la calidad de vida de sus ocupantes en cuanto a salud y a bienestar se refiere.
  • Contribuyendo a través de nuestros diseños y productos a garantizar proyectos energéticamente más eficientes, al mismo tiempo que aumentamos las energías renovables y apoyamos la transición energética y la lucha contra el cambio climático.
  • Promoviendo la inclusión de la mujer en la fabricación y políticas de igualdad de oportunidades para asegurar un futuro más igualitario, sostenible y eficaz.
  • Construyendo una industria innovadora, promoviendo la industrialización inclusiva y adoptando tecnologías limpias.
  • Promoviendo el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos; fomentando mayores niveles de conciliación, salud y seguridad gracias a poder hacerlo en un entorno controlado.
  • Haciendo que las ciudades sean inclusivas, seguras, duraderas y sostenibles gracias a nuestra reducción de residuos, ruidos, tráfico y plazos de obra.
  • Usando principios circulares y sostenibles en la selección, uso y reciclado de los recursos. Además de diseñando viviendas que permitan cumplir estos criterios a sus ocupantes.
  • Diseñando y fabricando viviendas sostenibles y de esa forma instalando edificaciones que reducen las emisiones para ayudar a combatir el cambio climático.

La sostenibilidad es un concepto global y en Homm siempre será uno de nuestros valores estratégicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.