La rehabilitación sostenible puede revalorizar las rentas de una oficina hasta un 40%

La sede de la constructora Fernández Molina ha conseguido en enero la primera certificación LEED Platinum de toda Europa en la categoría Operación y Mantenimiento, lo que la empresa considera un reconocimiento a su especialización en la rehabilitación sostenible de oficinas.

José Fernández Álvarez, consejero delegado de Fernández Molina Obras y Servicios, destaca la importancia de esta certificación para una empresa familiar que nació en 1969 y en la que la segunda y tercera generación han apostado firmemente por la optimización energética de los edificios que rehabilita. “Nuestra sede es un ejemplo en vivo de lo que hacemos en materia de eficiencia energética. Estábamos seguros de que habíamos hecho una rehabilitación a la vanguardia y este sello lo certifica, ya que supone un seguimiento continuo del comportamiento total del edificio y sus ocupantes en cuanto a emisiones, energía, residuos o agua”.

La sede de la constructora Fernández Molina ha conseguido la primera certificación LEED Platinum de toda Europa en la categoría Operación y Mantenimiento

El CEO resalta la preocupación de la compañía en el uso eficiente de la energía, es decir, “por disminuir la posible demanda energética de los inmuebles”, para luego cubrir esa demanda con energías renovables, para lo cual en 2009 crearon su filial Eneres, una empresa de servicios integrales para la eficiencia energética en la edificación y el urbanismo, que desarrolla su propia actividad de I+D+i en el campo de los dispositivos de captación de energías del medio, y en equipos y sistemas que mejoran la estanqueidad energética de los edificios, al tiempo que asesora a promotores y propietarios de edificios sobre subvenciones y financiación a las que se pueden acoger para acometer dichas rehabilitaciones.

Eneres ha realizado algunas de la primeras rehabilitaciones integrales para la eficiencia energética de oficinas en España. Un ejemplo, además de su propia sede en la calle Apolonio Morales 29 en Madrid, es la reforma que terminaron en 2020 del edificio Yuko, situado en el número 20 de la calle Fernando el Santo en Madrid, inmueble de ocho plantas más ático, de 2.961,63 m2, que ha recibido las certificaciones LEED Oro y Well Oro.

Proyectos

Actualmente, la compañía está ejecutando la rehabilitación integral del edificio de oficinas de la calle Juan Hurtado de Mendoza 4, con 11.288 m² que se están reformando para optar a la calificación LEED Platino.

El más reciente de sus proyectos, es el que Fernández Molina ha firmado este mes para acometer la reforma integral del edificio de oficinas ubicado en Amador de los Ríos 5, un proyecto del Estudio Lamela para acometer la actualización de las instalaciones, la mejora energética, refuerzo estructural, cumplimiento de normativa de accesibilidad universal y actualización general de la estética y funcionalidad del edificio.

El CEO de Fernández Molina resalta la importancia de “estas transformaciones totales que permiten a las empresas ubicarse en zonas prime, en edificios adaptados a las nuevas necesidades que la pandemia ha convertido no ya en una cuestión de voluntad sino de necesidad”. Fernández recuerda que hay “muchísimos fondos de inversión interesados en edificios obsoletos que hay que transformar” y hace hincapié en que la rehabilitación sostenible de un edificio puede revalorizar las rentas de alquiler hasta un 40%.

 

Más información en la revista inmobiliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.