Homm prevé superar los 10.000 m2 de viviendas industrializadas en 2021

Homm, empresa especializada en la industrialización de promociones residenciales llave en mano, prevé fabricar en 2021 más de 10.000 m² de viviendas industrializada en su planta de Seseña (Toledo), superando los 6.600 m² de 2020. La clave de sus buenas previsiones: eliminar la incertidumbres del proceso de construcción residencial, un aspecto aún más valorado por promotores y compradores desde el inicio de la pandemia.

Homm, que produce edificación modular de hormigón para clientes promotores, “nace de la experiencia de décadas fabricando centros de transformación de hormigón y de intentar aplicar dichos conocimientos del material, junto con los sistemas industriales que ya teníamos, al sector de la vivienda”, explica Roberto Beitia, director comercial y de Marketing de la compañía.

Un bagaje que les ha permitido implantar 13.000 m² de vivienda en el mercado desde el inicio de su actividad hace cinco años, entregar 6.600 m² de vivienda industrializada en 2020, a pesar de la pandemia de Covid-19, y manejar unas ambiciosas previsiones para este ejercicio, que pasan por superar los 10.000 m² fabricados.

“Somos capaces de reducir en casi un 50% los plazos de entrega de una promoción”, afirma el director comercial y de Marketing de Homm, Roberto Beitia

“En nuestro proceso se eliminan las incertidumbres, algo cada vez más valorado, especialmente desde el inicio de la pandemia, y eso hace que cada vez más promotores (pequeños, medianos y grandes) nos contacten atraídos por la viabilidad y seguridad que ofrece nuestro producto”. Es precisamente este aspecto, la seguridad que da al promotor, -que “antes de comenzar el proyecto, ya sabe lo que le va a costar, cuándo va a tener las llaves y qué calidad esperar”- uno de los parámetros que estaría detrás del éxito del modelo de construcción de viviendas industrializadas, en opinión del directivo de Homm, quien se muestra totalmente convencido de que cada vez más “la industrialización va a ser un requerimiento más que una intención en la promoción”.

Aliado industrial de los promotores

“Empezamos fabricando vivienda unifamiliar para autopromotores hace cinco años, con el fin de parametrizar perfectamente todos los aspectos de una vivienda y así poder focalizarnos, con las máximas garantías, en promociones, que es a lo que nos dedicamos exclusivamente desde hace tres años”, informa Beitia.

En la actualidad, esta empresa busca ser el aliado industrial de los promotores para lo cual diseña, produce, monta y entrega llave en mano todos sus productos. “Desde el inicio nos decantamos por el sistema modular porque nos permite alcanzar el máximo nivel de acabado en fábrica (actualmente llegamos a un nivel de integración del 90% con respecto a la totalidad de la edificación) de tal forma que conseguimos tener el proceso totalmente parametrizado conforme a los estándares industriales, señala Beitia, quien aclara que “todo esto se traduce en un total control de plazos, calidad y precio final, que garantizamos desde el principio”.

Sin embargo, desde Homm quieren dejar claro que para llevar a éxito un desarrollo industrializado hay primero que entender qué supone cada tipología. “En nuestro caso, nos decantamos por el 3D por ser el que más porcentaje de acabado permite en fábrica y las ventajas que eso lleva asociadas, pero hay que entender que eso requiere de unos condicionantes y de unas reglas a cumplir que lo hacen menos flexible que el 2D”, explica.

“Por eso, siempre decimos que una de las claves es la colaboración en el proyecto desde el primer estudio, es decir, desde la primera línea, para asegurar que no se toman decisiones que luego no puedan ser industrializables con nuestro modelo”, precisa Beitia

Se reduce el plazo de entrega

Entre las ventajas de la construcción industrializada de vivienda con el sistema con el que opera Homm figuran reducir los plazos de entrega y garantizar los estándares de calidad.

“Nos decantamos por el modular para ir a por el máximo nivel de acabado posible en fábrica. Por ello, mientras gran parte de la vivienda (casi el 90%) se completa en fábrica, en paralelo, se realizan los trabajos de cimentación y urbanización en la parcela por lo que ahí ya tenemos el primer ahorro de tiempos. En segundo lugar, el propio proceso industrial, al estar parametrizado, está optimizado para ser lo más rápido posible asegurando los estándares de calidad. Ahora mismo fabricamos alrededor de 200-250 m² a la semana en función del calendario.

Y, por último, al partir de nuestro catálogo de producto, que se basa en diseños pre-configurados, que después pueden ser personalizados, somos capaces de reducir considerablemente los tiempos, pudiendo generar el proyecto de ejecución muy ágilmente, y tener la gran parte de la documentación lista para lanzar la orden de fabricación”.

“Gracias a todo lo anterior somos capaces de recortar en casi un 50% los plazos de entrega de una promoción, reduciéndolos unos 12 meses más o menos”, asegura Roberto Beitia.

Mayor sostenibilidad

Tampoco olvida Homm el menor impacto medioambiental que supone este modelo constructivo. “La construcción industrializada de por sí, al fabricarse en su gran mayoría en fábrica, es capaz de reducir considerablemente los consumos, desplazamientos y generar menos residuos, permitiendo una reducción del 60% de las emisiones.

“Todos los proyectos en Homm se diseñan con el objetivo de obtener certificación energética A, e incluso cumplen con las características necesarias para poder obtener el sello BREEAM”

Además, y dado que el 60% de la huella de carbono de un edificio se genera durante su uso en el transcurso de su vida útil, las viviendas de esta fábrica de Seseña se realizan teniendo en cuenta numerosos criterios de sostenibilidad y eficiencia energética, cuestiones cada vez más demandadas tanto por promotores como por el usuario de la vivienda. “Todos los proyectos en Homm se diseñan con el objetivo de obtener certificación energética A, e incluso cumplen con las características necesarias para poder obtener el sello BREEAM. Eso, sumado a la calidad de ejecución y, en consecuencia, a la gran reducción de mantenimiento y aumento de la durabilidad de la vivienda, permite reducir las emisiones en más de un 30% en el uso”, resaltan desde la compañía.

Previsiones del sector

Desde Homm consideran que la construcción industrializada que realizan empresas como la suya puede ayudar al negocio residencial a superar la incierta situación actual al acortar los ciclos de producción, al tiempo que ayudarán a combatir la escasez de mano de obra cualificada del sector. “En muchos casos, el suelo pesa demasiado sobre el precio del m² y fomenta que se adjudiquen los contratos de construcción a la baja, en los que se incrementa aún más el problema de la mano de obra”, precisa Roberto Beitia.

Otro hecho que a juicio de Homm impulsará la construcción industrializada, es que los bancos hayan endurecido los requisitos para conceder el préstamo promotor, aumentando porcentaje de preventas que se exige en las promociones.

“Esto hace que el usuario final tenga mucho más peso en la decisión de que una u otra promoción salga adelante. El comprador, gracias a la mayor información que hay, y a que cada vez existen más referencias de construcción industrializada implantada, ve que este sistema le puede aportar más beneficios por la certidumbre de saber que lo que compra se va a ejecutar bajo unos parámetros de control de un proceso industrial, tanto en calidad como en plazos, lo que beneficia tanto al promotor como al comprador”, explica.

Dicha coyuntura, que favorece la industrialización en todas sus variantes, avala las perspectivas de crecimiento de la compañía: “Ahora mismo, fabricamos unos 200-250 m² por semana, pero tenemos las instalaciones ya listas para llegar a fabricar 375 m² por semana, lo que supone unos 16.500 m² al año y ese sería el primer objetivo de crecimiento que nos hemos marcado y estamos cumpliendo los hitos para conseguirlo”.

Más información en la revista inmobiliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.