Haya Real Estate recorta sus pérdidas un 85% en el primer trimestre

Haya Real Estate registró unas pérdidas netas de dos millones de euros en el primer trimestre de año, lo que supone recortar en un 85% los ‘números rojos’ de 13 millones del mismo periodo de 2020.

La firma especializada en la gestión de deuda y activos inmobiliarios explica que su actividad ha mejorado en estos primeros meses del año en los que ha registrado unos volúmenes de transacción de 561,5 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 11,2%.

Según ha informado hoy la empresa, sus ingresos han alcanzado 44,7 millones de euros y los costes 31,1 millones de euros, registrando un resultado operativo (EBITDA ajustado) de 13,6 millones de euros, frente a los 6,2 millones de euros registrados en el primer trimestre de 2020.

Asimismo, Haya ha generado un flujo de caja libre de 13,9 millones en el trimestre con una conversión a caja excepcional superior al 100%. De esta forma, la compañía refuerza su liquidez terminando con una posición de caja de 61,9 millones.

Recuperación e incertidumbre

Enrique Dancausa, consejero delegado de Haya, achaca la mejora de sus resultados a que “durante el primer trimestre de 2021 hemos experimentado una ligera recuperación de nuestro negocio a pesar del lento arranque al inicio del año. El plan de transformación implantado el año pasado nos está ayudando a mantener el margen de EBITDA ajustado, mitigando de esta forma el impacto de la pandemia” Y añade, que “ si la situación evoluciona favorablemente, esperamos que nuestro negocio siga progresivamente mejorando en un contexto que, lamentablemente, sigue siendo incierto”.

Desde Haya destacan que “tras un inicio del año con baja actividad, ésta ha experimentado una recuperación gradual” aunque también admiten que la crisis del Covid-19 continúa teniendo un importante impacto en el sector. Por ello, la compañía asegura que ha continuado trabajando  “para adaptar su estructura de costes a las condiciones actuales del mercado, con el objetivo de mitigar este impacto, al mismo tiempo que ha mantenido la calidad del servicio y los resultados para sus clientes”. Y señala que los esfuerzos realizados le han permitido “mantener el margen de EBITDA ajustado obteniendo ahorros en la estructura de costes que podrían mejorar su posición para afrontar los retos financieros y de mercado”.

A pesar de ello, la empresa reconoce que el año 2021 seguirá marcado por la incertidumbre, por lo que los resultados del negocio dependerán en gran medida de cómo evolucione la pandemia y la situación macroeconómica. En este sentido, Haya espera una recuperación progresiva en la segunda parte del año.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.