El comercio pierde 20.000 millones y 59.000 empleos en 12 meses de pandemia, según Anged

El comercio minorista en España ha perdido más de 20.000 millones de facturación y destruido 59.000 empleos en doce meses de pandemia de Covid-19, a los que se suman otros 100.155 empleados en situación de ERTE, según el informe “Un año de pandemia en el comercio” que ha elaborado la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged). Para 2021, la patronal de las grandes superficies espera que el comercio recupere el 4% -frente a la caída del 8% en 2020- “si se cumple la campaña de vacunación, se retoma la movilidad interna y se recupera un 50% de turistas extranjeros en verano”.

Anged recalca que España es la única economía entre las grandes de la UE, junto a Italia, en la que el comercio todavía no ha retomado la senda del crecimiento. Recuerda que, en el último año, el comercio no esencial ha estado cerrado total o parcialmente durante 181 días en Castilla y León, 162 días en las Islas Baleares y 222 días en Cataluña, donde todavía siguen cerradas tiendas de más de 800 m2. “De hecho, estas tres comunidades que encabezan las restricciones concentran casi el 50% del empleo total perdido en España desde octubre (69.094 parados)”.

Estima que el comercio recupere un 4% en 2021 si se cumple la campaña de vacunación, se recupera la movilidad interna y el 50% del turismo internacional

La patronal se queja de que “a pesar de que el Ministerio de Sanidad atribuye al comercio un índice bajísimo de incidencia en los contagios (sólo las empresas de Anged han invertido más de 140 millones de euros en prevención y seguridad en las tiendas), varias comunidades han cerrado de forma injustificada y desproporcionada los grandes establecimientos, mejor preparados para operar con garantías en este escenario de pandemia”.

Reivindicaciones

Por todo ello, desde Anged demandan “un gran pacto para poder abrir más domingos y festivos en 2021” como “una forma de recuperar la gran cantidad de horas de trabajo y facturación perdidas.” Por otro lado ,reclaman, líneas de ayuda y planes renove para la reforma y mejora de las viviendas por considerar que “podría tener un impacto muy positivo en categorías como los electrodomésticos, muebles, electrónica de consumo, telecomunicaciones o bricolaje”.

En el ámbito fiscal, la organización empresarial aboga por “buscar un entorno impositivo que aliente la inversión y el consumo”, mientras que en el laboral considera “fundamental avanzar en la reforma laboral, dentro del ámbito del diálogo social, para dotar a las empresas de aquellas medidas de flexibilidad que les permitan afrontar el nuevo entorno y mantener en la medida de los posible el empleo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.