Gloval
Actualidad Empresas En portada

El auge de los alternativos en el sector inmobiliario

Tribuna de José María García, director del Departamento de Valoraciones RICS/IVSC y director de Análisis económico de Gloval

Los nuevos hábitos de la sociedad, tanto en la vida cotidiana, como en el trabajo o en el ocio, han hecho surgir nuevos productos inmobiliarios atractivos para inversores. Estos activos, catalogados como alternativos, acapararon durante 2022 el mayor porcentaje sobre el volumen total de inversión inmobiliaria en España, concretamente un 31%, moviendo en torno a 5.400 millones, el doble que en 2021.

En este segmento se encuadran los inmuebles orientados al living en general (BTR, coliving, educacionales, residencias de estudiantes, residencias seniors, garajes, trasteros, infraestructuras para datos, alquiler corporativo, gimnasios, glampings, campos de golf…) que, en base al elevado nivel de profesionalidad y especialización por parte de inversores extranjeros y nacionales, ha ido generando un interés creciente y que dada su fase del ciclo de inversión, en muchos casos, aún temprana, dibuja rentabilidades atractivas, según ubicaciones.

Influenciado por nuevos hábitos de la sociedad, tanto en la vida cotidiana, como en el trabajo o en el ocio, han aparecido estos nuevos productos inmobiliarios atractivos para inversores. Estos cambios abarcan tanto a las nuevas generaciones de jóvenes, como a los colectivos de mediana edad y los más mayores: para todos hay un nicho nuevo dentro del sector inmobiliario que se ajusta a sus necesidades.

España es una plaza que gusta a personas de otros países y a nacionales por su localización geográfica, su clima, sus servicios orientados al turismo, al ocio, a sus playas, a sus horas de sol, etc. y favorece la inversión en activos catalogados como alternativos los cuales protagonizaron durante el 2022, el mayor porcentaje sobre el volumen total de inversión en España (31%), según datos del departamento de Research de Gloval, y que recoge el último informe de la participada Prime Yield junto con la firma de abogados DLA Piper. La inversión en valores absolutos supuso en torno a los 5.400 millones de euros, duplicando la registrada el ejercicio anterior.

Aunque hay que destacar que dada la coyuntura económica actual, y los asincronismos que se están generando entre los diferentes sectores productivos y los mercados, así como los factores estructurales que se van incorporando a las economías desarrolladas, los niveles de incertidumbre toman cierta importancia (riesgo).

“En este segmento se encuadran inmuebles orientados al living en general que, en base al elevado nivel de profesionalidad y especialización por parte de inversores extranjeros y nacionales, han ido generando un interés creciente”

Factores como la situación sociopolítica de inestabilidad en varios sitios del planeta, provocan problemas de suministros y un aumento de costes que se transmiten a los precios finales, obligando a los inversores a buscar estrategias de diversificación de sus carteras, incorporando a los segmentos tradicionales esta tipología de activos alternativos gestionados por equipos profesionales que diseñan, transforman o construyen activos con elevados índices de calidad y servicios y que son amigables con el medio ambiente, tratando de minimizar riesgo y maximizar rentabilidades.

En todo caso, habrá que estar atentos a la marcha del subyacente de cualquier inversión: los indicadores macroeconómicos, en la actualidad la marcha de los tipos de interés, la inflación y la evolución de las tasas de paro, que marcarán la ruta para la inversión en el sector inmobiliario y resto de sectores productivos. u

Tags