Empresas En portada

Cementos Molins logró en 2023 un beneficio de 151 millones, un 35% más

Cementos Molins ha dado a conocer hoy los resultados anuales del 2023. El ejercicio ha estado caracterizado por una paulatina ralentización de los mercados durante el segundo semestre del año, como consecuencia de un entorno global cada vez más complejo e incierto.

En este contexto, las ventas de Cementos Molins han ascendido a 1.349 millones de euros, lo que representa un aumento del 6% respecto al año anterior, con incrementos en todos los negocios y en la mayoría de las regiones. Esta mejora de los ingresos se ha debido tanto al aumento del volumen de ventas como al impacto positivo de la gestión de precios. En Argentina, la gestión de los negocios durante 2023 ha conseguido que las consecuencias de la crisis económica del país hayan tenido sólo un impacto moderado.

El ebitda ha alcanzado 337 millones de euros, un 22% de crecimiento respecto al año anterior, destacando especialmente la contribución de los negocios en México y España. Esta mejora del resultado operativo se apoya principalmente en los incrementos de volumen, el impacto positivo de los planes de eficiencia y la mejora de precios de venta. Por el contrario, el tipo de cambio ha tenido un impacto desfavorable, especialmente por la fuerte devaluación del peso argentino en el cuarto trimestre. El margen EBITDA ha aumentado en 3,2 puntos porcentuales hasta el 25,0% recuperando la erosión del año anterior.

El beneficio neto de Cementos Molins ha sido de 151 millones de euros, un 35% superior al del mismo periodo del año anterior. Este aumento es consecuencia del fuerte incremento del resultado operativo, que el año anterior estuvo afectado negativamente por la desaceleración económica, fuerte inflación de costes y tensiones en la cadena de suministro. La tasa fiscal efectiva en 2023 sin hiperinflación se ha mantenido en el 28%, contribuyendo a la generación de bienestar y riqueza en las comunidades en las que la compañía tiene presencia.

El Consejo de Administración propondrá a la próxima Junta General de Accionistas un dividendo de 0,92 euros por acción, un 35% superior al del ejercicio anterior

Por lo que respecta a la deuda financiera neta, durante el cuarto trimestre continuó disminuyendo hasta alcanzar un saldo neto de tesorería de 17 millones de euros. Esta sólida situación financiera constituye una gran palanca para el desarrollo de nuevas oportunidades de crecimiento y para ejecutar las inversiones previstas en la hoja de ruta de sostenibilidad 2030.

“En 2023 hemos alcanzado una cifra récord tanto de ventas como de beneficios, a pesar de un entorno global cada vez más complejo e incierto; así mismo hemos demostrado nuevamente la fortaleza de nuestro modelo de negocio superando los objetivos.” explica Julio Rodríguez, consejero delegado de Cementos Molins. “Estos resultados son fruto del esfuerzo y el gran compromiso de nuestro equipo humano con más de 6.300 personas y nos estimulan para seguir trabajando en el objetivo prioritario de la compañía, nuestra hoja de ruta de sostenibilidad 2030”, agrega Rodríguez.

Nuevo Plan Estratégico 2024-26

Tras superar el anterior Plan Estratégico 2020-23 con un año de antelación, el Consejo de Administración ha aprobado el nuevo Plan Estratégico para el periodo 2024-26 que tiene como objetivo un crecimiento rentable y sostenible basado en cinco pilares: agenda 2030, productos y soluciones sostenibles, agenda digital, crecimiento sostenible, y personas. Con este plan, se ponen en marcha una serie de iniciativas estratégicas agrupadas alrededor de los cinco pilares prioritarios. El objetivo para los próximos tres años es un crecimiento orgánico con ventas en un rango entre el 3% y 4% de promedio anual, y EBITDA en una horquilla de crecimiento entre el 4% y el 5% de promedio anual.

Retribución al accionista

Por otro lado, el Consejo de Administración ha decidido hoy proponer para su aprobación en la próxima Junta General de Accionistas un dividendo del ejercicio de 0,92 euros por acción, un 35% superior al del ejercicio anterior, que supone un pay-out del 40% y un yield del 4,7%. Considerando el dividendo a cuenta distribuido el pasado diciembre, el dividendo complementario sería de 0, 52 euros por acción, que se distribuiría en julio de 2024 si la Junta así lo aprueba. Esta decisión se enmarca en la voluntad de Cementos Molins de mejorar la retribución de sus accionistas.

Sustainability Roadmap 2030

Al margen de los hitos económicos, este mes de febrero coincide con el segundo año del lanzamiento del Sustainability Roadmap 2030 de Cementos Molins. A lo largo de este ejercicio, la compañía ha avanzado en la ejecución de los distintos objetivos establecidos en materia de Seguridad y Salud, Cambio Climático y Energía, Economía Circular, Medio Ambiente y Naturaleza, y Responsabilidad Social Corporativa. A través de esta hoja de ruta, la compañía reducirá sus emisiones un mínimo del 20% hasta 2030 con el compromiso final de suministrar hormigón neutro en carbono en 2050.