2020 cierra con una caída del 9,7% en el consumo de cemento

El consumo de cemento en España ha retrocedido un 9,7% durante el conjunto del 2020, lo que lo sitúa en un valor absoluto de 13.287.557 toneladas, 1.431.387 toneladas menos que en 2019, según los últimos datos de la Estadística del Cemento, que realiza la Agrupación de Fabricantes de Cementos de España (Oficemen), cifras presentadas hoy en rueda de prensa por el presidente de Oficemen, Víctor García Brosa, y el director general, Aniceto Zaragoza (en la imagen superior).

Oficeman explica que “a un arranque de año con cifras mensuales ya en negativo en enero y febrero, se sumaron luego las grandes caídas del confinamiento: solo en los meses de marzo, abril y mayo, se perdieron más de 1,2 millones de toneladas frente a 2019”.

El pasado año se consumieron 1.431.387 toneladas menos que en 2019

La ligera mejoría experimentada al cierre del año se debe a la evolución en positivo de diciembre, en comparación con el mismo período del año anterior, aunque hay que tener en cuenta que ese fue el mes con menor consumo de todo 2019. En concreto, en diciembre de 2020 el consumo de cemento ha crecido un 8,2%, lo que ha permitido alcanzar las 1.022.433 toneladas. No obstante, en valores absolutos, es la tercera cifra mensual más baja del año, por debajo únicamente de los meses de marzo y abril, en pleno confinamiento.

En lo que se refiere a las exportaciones, la positiva evolución durante el mes de diciembre, con un crecimiento cercano al 40%, ha permitido reducir la caída acumulada anual hasta el 3,4%. Finalmente, en 2020 se exportaron 5.987.857 toneladas de cemento y clínker, 208.455 menos que en 2019.

Perspectivas para 2021

Según las previsiones del departamento de estudios de Oficemen, las peores estimaciones apuntan a una caída del consumo de cemento del 3% en el conjunto de 2021, mientras que los pronósticos más optimistas reflejan un crecimiento del 3%.

Por lo que respecta a la obra pública, “nuestro mejor escenario para 2021 sería que no cayera el nivel de inversión y se mantuviera en los 11.300 millones de 2020”, ha explicado el presidente Víctor García Brosa. En vivienda las perspectivas tampoco son halagüeñas. “Los últimos datos disponibles cifran en más de un 23% la caída para este año con respecto a los niveles del año 2019, que obviamente repercutirá en la actividad de los próximos años 2021 y 2022”, añadió el presidente de Oficemen. Por su parte, la evolución de la edificación no residencial ha sido muy similar a la de la vivienda, registrando una caída estimada en los visados de m2 del 22,7% en 2020 respecto a 2019.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.