Mace reduce en un 50% sus emisiones y logra convertirse en empresa con cero emisiones netas de carbono

En sólo un año, Mace ha cumplido su objetivo para el ejercicio 2020 de convertirse en una empresa con cero emisiones netas de carbono. En enero del año pasado, la compañía se comprometió con el objetivo de reducir sus emisiones de carbono y las de sus proyectos. Y un año después ha logrado este objetivo, tras reducir sus emisiones en la medida de lo posible en todos sus desarrollos y operaciones, y compensar las restantes.

Mace se ha propuesto reducir un 10% su huella de carbono cada año

Eso ha sido posible, por la puesta en marcha de medidas como el incremento del 75% en las energías renovables para su consumo, la reducción en un 75% de las emisiones en viajes de negocios, la prohibición del uso de generadores diésel y el aumento en el uso de alternativas al cemento. Estas medidas han hecho posible que Mace reduzca en un 50% las emisiones de carbono.

El resto de emisiones pendientes, se han compensado mediante proyectos de inversión dirigidos por Carbon Footprint Ltd, una consultora de sostenibilidad del Reino Unido, con una cartera de programas Gold Standard y Verified Carbon Standard (VCS) en todo el mundo.

Compensaciones

Estas compensaciones, divididas en seis programas internacionales que brindan soluciones al cambio climático, incluyen la descarbonización de las redes eléctricas mediante energía solar y parques eólicos en India, apoyo y equipamiento a comunidades remotas en África para mejorar su eficiencia energética, reducción de la deforestación en Brasil y apoyo a la reforestación en el Reino Unido.

También se han compensado las emisiones de carbono estimadas, asociadas al traslado de sus empleados al trabajo desde sus domicilios, como resultado de la pandemia mundial.

Para Carlos Armero, consejero delegado de Mace España, “nuestro compromiso con la sostenibilidad es, desde hace muchos años, parte de nuestra filosofía de empresa. Con la aplicación de determinadas medidas en nuestros proyectos y gracias a la colaboración de nuestros clientes, hemos logrado nuestro propósito”.

En 2011 Mace creó su departamento de Sostenibilidad en España, que promueve que los criterios de sostenibilidad se incorporen en los proyectos desde su concepción y diseño, para ayudar a sus clientes en la consecución de proyectos más respetuosos con el medioambiente. La firma es, además, el primer miembro de GRESB en España.

El año pasado Mace puso a disposición del público su estrategia de reducción de carbono, Steps without Footprints, para apoyar a la industria en sus esfuerzos, y recientemente anunció su último compromiso, esta vez con ‘SteelZero’. «Nuevos objetivos y más estrictos permitirán a la compañía reducir su huella de carbono un 10% cada año y generar una ganancia neta de biodiversidad con la creación de 500 hectáreas de nuevo hábitat», destacan desde la empresa, que también ha establecido sus nuevos objetivos como parte de su estrategia comercial para 2026.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.